Ahora viene el derecho humano de los condenados Despierta Chile

Ahora viene el derecho humano de los condenados

 

 

El presidente de la Corte Suprema Hugo Dolmestch, en entrevista concedida al diario La Tercera, expresó que el beneficio de la libertad condicional es un derecho y no una graciosa dádiva de la autoridad.

 

El ministro puntualizó que "cada seis meses los condenados tienen el derecho a solicitar que lo que falta de sus penas se cumpla con la famosa libertad condicional y llamó mucho la atención que salieran muchos. Entonces, la comunidad dijo esto es un error, una cosa espantosa porque van a empezar a salir delincuentes de todo tipo. Para nosotros, creo, se está concibiendo que este beneficio es un derecho del condenado y no una dádiva que le otorga el Estado".

 

"Partir de la base que obtener la libertad condicional se transforma en un derecho y no en una dádiva, significa que todo aquel que cumpla con los requisitos objetivos que señala la ley, tiene el derecho a salir, y allí no están exceptuados los militares. Así lo establece la legislación actual, que no ha sido modificada. Creo, en lo personal, que no debiera haber ninguna diferencia entre una persona condenada y otra. Desde el momento que fue sentenciada y se ejecuta la pena, el Poder Judicial ha cumplido con el ejercicio de su derecho a procesar y castigar, pero no ha cumplido con el deber que tiene de rehabilitar. ".

 

"La mayoría dice 'es que son delitos de mucha gravedad, de lesa humanidad'. Y yo digo que no, yo creo que (los condenados por DD.HH) tienen derecho a la libertad, pero esa, es una opinión personal. No sé si saldrá la nueva ley (que les restringe este beneficio a este tipo de condenados). La ley no debiera contener algún tipo de excepcionalidad. Debiera ser pareja para todos".

 

El arrepentimiento:

 

"(...) Si esa gente ya está condenada entonces, qué importancia tiene un arrepentimiento si están condenados. Y a esto se agrega una situación muy particular. Usted sabe que estos militares terminaron hace tantos años, entonces, está siendo condenados a penas altas, gente muy vieja, que está enferma y que tiene dificultades, incluso mentales y físicas.  Sería incluso una expresión de respeto a los derechos humanos de que mucha gente pudiera salir a cumplir a su casa. El derecho humano de las víctimas se cumplió, fueron sentenciados, y ahora viene el derecho humano de los condenados"

 

Finalmente, el periodista consulta ¿es partidario de que haya indultos humanitarios para ellos? Y Hugo Dolmestch, precisa: "Si, el sistema está concebido así. El Poder Ejecutivo tiene la facultad de perdonar, porque es tan humano perdonar y el perdón tiene que tener un efecto".

 

Hasta allí los párrafos dedicados a la situación de los prisioneros políticos militares. Antes, el ministro y Presidente de la Corte Suprema, se había pronunciado en un sentido similar, al señalar que "no hay justicia sin misericordia" acogiendo el llamado que hizo el sacerdote jesuita Fernando Montes y que, un grupo transversal de 16 senadores tradujo en un acuerdo que se presentó a la mandataria, en el sentido de aplicar el derecho penal humanitario sin discriminación alguna, en particular para aquellos presos ancianos o enfermos. Y en esa categoría están

muchos reos comunes y, todos los militares condenados por estas causas.     

 

Compartir