Carta abierta publicada en Revista Que Pasa Decíamos Ayer

Carta abierta publicada en Revista Que Pasa

De Juan Pablo Moreno Galvarino Apablaza

Galvarino:

Qué difícil se me hace poderle explicar en tan breves líneas lo que han sido estos trece años desde que

usted decidió asesinar por primera vez en nuestra historia republicana a un senador. Aquel 1º de abril aparece constantemente -para quienes somos sus familiares- como un agudo dolor en el alma, que nos interpela diariamente en la búsqueda de una posible respuesta a la pregunta más cruel y sin sentido que hayamos tenido que afrontar: ¿por qué decidió asesinar a Jaime Guzmán?, ¿cuáles habrán sido sus motivos para determinar que él no merecía seguir viviendo?, ¿cómo habrá reaccionado su conciencia y qué peso cargará sobre sus hombros?

Nuestra convicción es que atentó contra su vida porque no lo conocía. Hubiese bastado un diálogo, una palabra para que la mirada de Jaime penetrara el alma de sus homicidas de tal manera que esas armas no se habrían desenvainado. Lamentablemente, el odio y la violencia pudieron más, y quienes como pequeños dioses se arrogaron la facultad de quitarle la vida cumplieron su cometido no imaginando nunca que Chile se uniría en esos instantes como pocas veces se recuerde. A pesar de la dificultad del camino que iniciamos ese día, con el transcurso de los años hemos ido aprendiendo que el sentimiento de pérdida puede transformarse en algo constructivo, que la desesperanza puede convertirse en paz, que la injusticia es una oportunidad para alcanzar la plenitud.

Nuestra historia reciente nos está interpelando para que reflexionemos sobre la más irracional e inaceptable de todas las formas de odio: la violencia política. En esas decenas de balas que sus secuaces dispararon contra Jaime, quedaron reflejados los últimos cuarenta años de desavenencias y antagonismos que tanto daño le han causado a nuestro país. En respuesta a esto, es que hemos ido reafirmando nuestra creencia de que la historia se construye con gestos, con actitudes y con acciones.

Queremos perdonar porque sabemos que nadie puede cargar con ese terrible peso por el resto de su vida, porque nuestro país necesita con suma urgencia que víctimas y victimarios puedan darse la mano nuevamente, no como un gesto inocuo y simplista que se olvide rápidamente, sino como la oportunidad histórica de refundar nuestra identidad nacional después de tan grave crisis.

Tenemos la certeza de que la sangre que usted mandó a derramar ha caído en tierra fértil. Que el dolor no ha sido en vano y que el testimonio de Jaime ha servido para que nunca olvidemos que la vida es el mayor don que hemos recibido y que depende de nosotros el comprometernos a respetarla cualesquiera sean las circunstancias.

Seguramente la justicia hará su trabajo. A diferencia de Jaime, usted tendrá la posibilidad de defenderse y afrontar un juicio justo. Cualquiera sea el desenlace, recuerde siempre que el perdón que le ofrecemos no tendrá mayor sentido si no es a través del arrepentimiento que nos permitirá reconciliarnos algún día y volver a creer en una sola Patria.

Juan Pablo Moreno

 

 

Juan Pablo Moreno: Sobrino de Jaime Guzmán. Es estrecho asesor de Joaquín Lavín y fue quien lo acompañó en 2002 a Cuba cuando se reunió con Fidel Castro.

Galvarino Apablaza: Líder máximo del FMPR, recién detenido en Argentina. Se le acusa de haber dado la orden de asesinar a Jaime Guzmán

Compartir