Recientes

Carta desde Rusia Despierta Chile

Carta desde Rusia

Voronezh, Rusia Central

17 de julio de 2015

Su Excelencia, Señor Brigadier General

 

Reciba de todo corazón mis mejores deseos. El señor José Plutarco Dinamarca se ofreció amablemente, para hacer traducir esta carta. Él me pareció una persona extraordinariamente bondadosa e íntegra.

 

Permítame compartir, muy respetado Mijail Semenovich, algunas reflexiones. Durante el desarrollo del siglo diecinueve una serie de científicos cristianos británicos, americanos y canadienses se formularon la pregunta de la migración de las tribus israelíes a través de Europa: el resultado de este estudio indica que dicha sangre se expandió por los pueblos de Europa.

 

Los autores han dedicado algunas de las páginas de este estudio al pueblo cosaco. Los cosacos han conservado la tradición, el amor por la libertad y el alma guerrera, a pesar de los hostigamientos y las persecusiones. Un ejemplo destacado de ello es el Atamán Piotr Nicolaievich Krassnoff, que entregó su servicio al ministerio del martirio por la salvación de Cristo. Lamento profundamente que en la época actual se esté tratando de encontrar la solución a los problemas sin considerar la experiencia de la historia.

 

El destacado Presidente de la República de Chile Carlos Ibáñez del Campo, en la primera mitad del siglo veinte, mostró una excelente variante, con una combinación de economía de mercado, estado con vocación social, con un patriotismo firme y auténtico. Por cierto, el mayor hombre de la historia chilena y mundial es el Presidente Augusto Pinochet Ugarte, verdadero cristiano y sabio político.

 

Constituyó un hecho positivo la publicación en lengua rusa del libro sobre su vida, muy respetado Mijail Semenovich. Usted figura como un ejemplo de fe, honor y fidelidad, conservando la memoria de la gloriosa herencia del linaje de los cosacos Krassnoff.

 

En los años 1940-1960 el periódico cosaco fue publicado en Europa Occidental y en América bajo el lema "Nuestra divisa-la voluntad cosaca! La nación cosaca es nuestro objetivo".

 

Permítame desearle, muy respetado Mijail Semenovich -así como a cada miembro de su familia y amigos-, buena salud, tranquilidad y bienestar.

 

Que la Santísima Virgen, Madre de Dios, lo proteja con su manto.

 

Con una profunda reverencia.

 

Iaroslav Kaz'min

Compartir