Carta despedida Actualidad

Carta despedida

Escribe: Patricio Ferrer Ducaud

 

En los últimos días conocemos por los medios periodísticos de circulación nacional el Dictamen de la Corte Suprema sobre la mal llamada “LA CARAVANA DE LA MUERTE”, Dónde se procesa a varios de los involucrados en la ciudad de Antofagasta. En este caso se me condena a presidio de 15 años y un día.

El caso del suscrito, en Antofagasta, dónde me desempeñaba como Asesor en el Cuartel General de la Primera División de Ejército, bajo el mando directo del General Joaquín Lagos Osorio mi actuación en ese lugar no fue decisiva en los acontecimientos, ya que conforme a mi grado de Mayor dependía de varios oficiales de rango superiores, fuera de existir un General Delegado del Comando en jefe, Capitán General Augusto Pinochet Ugarte, que tenía la misión para ver e investigar los procesos de los detenidos en esa Guarnición , lo que resultó en un fusilamiento a 14 personas los que no tenían a la fecha, dictamen ni CONSEJO DE GUERRA, Por razones del destino y por edad, mucho de los actores de ese evento, todos superiores del suscrito, han fallecidos ,quedando el suscrito con responsabilidades totalmente ajenas.

Como el suscrito tiene una edad cercana a 82 años, se supone que este dictamen constituye una pena de muerte, la que acepto con resignación por ser un militar orgulloso de mis actos y ser conscientes del Juramento a la bandera de “obedecer con prontitud y puntualidad las órdenes de mis superiores”

Al cumplir con esta terrible condena del cual estaré el resto de mi vida alejado de la gente que más quiero y que estaba de alguna manera involucrada en mi existencia, tanto en la parte familiar y militar, quiero exponer mi despedida a tantos familiares directos los que de alguna manera efectuarán algunas cortas visitas, a mis amigos y camaradas del curso militar del 1954 y sus esposas ,a mis camaradas del regimiento tradicional Santa Bárbara en el cual me desempeñé en el comando, al Círculo de oficiales en retiro de las FFAA, a la Unión de oficiales en retiro de la defensa nacional sede de la quinta región y de tantos oficiales que fueron mis subalternos y que trabajaron tan lealmente en las diferentes unidades militares al cual estuve designado.

Compartir