Carta enviada al Mercurio no publicada Actualidad

Carta enviada al Mercurio no publicada

Marcos Jaramillo Ph. D

Señor director:

 
Hace pocos días se publicaron en Emol las declaraciones del Sr. Rubén Cariqueo, miembro de la Comisión Asesora Presidencial por la violencia en La Araucanía. En ellas, el Sr. Cariqueo se explayó señalando que "hemos analizado lo que pasó históricamente con el pueblo mapuche. Hemos ahondado en los Tratados que ha hecho desde la llegada de los españoles y con los distintos gobiernos".
 
Hay que decir con claridad que el pueblo mapuche no ha firmado tratados porque nunca ha conformado un Estado. La Araucanía fue efectivamente una zona no completamente bajo la jurisdicción del Imperio Español y de la República de Chile, pero sí perteneció a España y sigue siendo chilena;  tanto es así que países europeos quisieron apropiársela y no pudieron. Pero el hecho de un gran intercambio humano y comercial por cientos de años, comprobado por el mestizaje casi total, y por la circunstancia de que ningún mapa histórico serio haya señalado un Estado Mapuche dentro de Chile, hace imposible una admisión de lo señalado por el Sr. Cariqueo. Añadamos que los tratados internacionales se encuentran el Ministerio de Relaciones Exteriores y Cooperación de ese país, y en ese lugar no existe ningún tratado con el pueblo mapuche.
 
Por otro lado, para prevenir problemas futuros, y en relación con el Consejo Consultivo y de Seguimiento del Proceso Participativo Constituyente Indígena, donde igualmente se está analizando históricamente al pueblo mapuche, quisiera solicitar a las autoridades que también se incluya en dicho Consejo a historiadores de comprobada ciencia, especialistas en el problema mapuche como al Premio Nacional de Historia Sr. Sergio Villalobos, para que podamos contrastar las fuentes y tener un documento no sesgado por una determinada postura. Cuando se habla de un "Estado Mapuche" o de "tratados" estamos frente a un caso de reconstrucción de la historia con un fin político determinado que no puede ser aceptado sin grave responsabilidad de las Autoridades que lo consientan.
 
 
Marcos Jaramillo Ph. D
Profesor de Derecho Internacional de la UC
 
(Carta enviada a El Mercurio, y no publicada)

Compartir