Carta póstuma del comandante Rey Despierta Chile

Carta póstuma del comandante Rey

Fte:  La Tercera

Carta póstuma del comandante Rey

 
 

El pasado martes 17 de octubre se daba a conocer que el ex oficial de la Fach, Carlos Alberto Rey Cortés se había suicidado justo en momentos en que la PDI concurrió a su domicilio para arrestarlo por su responsabilidad en un crimen cometido en 1974.

A través de una carta que escribió antes de que cometiera el suicidio, el ex oficial reconoce su inocencia de las acusaciones y explica su decisión de quitarse la vida.

“He tomado esta drástica decisiónpues no creo en el Poder Judicial existente en el país, porque todo lo que un uniformado diga no tiene valor, pues los fiscales y abogados de DDHH se preocupan de llevar testigos falsos después de 40 años, fabrican peritajes de acuerdo a su conveniencia, etc., con la complicidad de la mayoría de los Jueces que sólo desean ascender como sea”, declara en la misiva.

En la carta, el ex oficial explica que su decisión fue para no someter a su familia “a un calvario que durará hasta que me muera, con una calidad de vida inestable emocional y económicamente”.

“Además y no menos importante que el punto anterior, no puedo hacerles el juego a los Poderes Político y Judicial corruptos de Chile, aceptando un juicio como justo, cuando sé por la experiencia de muchos que es un fraude”.

En la carta, Rey Cortés se dirige a las FF.AA., Carabineros e Investigaciones de Chile, asegurando que “hemos sufrido la peor derrota y humillación de la historia, a manos de los políticos de todos los colores (Izquierda, centro y derecha) y de la Iglesia Católica, usando sólo la pluma para escribir y la lengua para hablar en cuanto sistema informativo existe en Chile y a nivel internacional”.

El ex oficial estaba acusado por el delito de homicidio simple de Arturo Díaz Jiménez, ocurrida la madrugada del año nuevo de 1974.

Carta del Comandante Rey

"Queridos amigos Caballeros del Aire

Al recibo de la presente no estaré físicamente con ustedes, pero si espiritualmente.

He tomado esta drástica decisión pues no creo en el Poder Judicial existente en el país, porque todo lo que un uniformado diga no tiene valor, pues los fiscales y abogados de DD.HH se preocupan de llevar testigos falsos después de 40 años, fabrican peritajes a su conveniencia, etc., con la complicidad de la mayoría de los Jueces que solo desean ascender como sea.

Ustedes me conocen y saben que si fuera culpable de algo o responsable de los actos de las personas bajo mi mando, lo diría sin dificultad, pues siempre enfrenté las consecuencias de mis actos dando la cara, aunque me significara un llamado atención como me ocurrió con un General que le dije que estaba equivocado.

Como me ocurrió inmediatamente después del 11 de septiembre, cuando a un compañero de curso lo mandaron detenido a la guardia (donde no había dónde estar decentemente) por ser de izquierda y estar presuntamente coludido con los SSOO que fueron arrestados, en que le dije al Comandante del Grupo 7 que me parecóa injusta la acusación sin pruebas y que por lo menos lo autorizaran para dormir en mi pieza, a lo que accedió.

Como me ocurrió cuando defendí en la misma fecha a un Sargento que trabajaba conmigo en Control de Calidad con Pruebas No Destructivas, acusado de ser parte de los que habían saboteado los aviones. Le demostré al oficial de Inteligencia que no podía ser, porque él trabajaba conmigo en los aviones y luego en el taller, luego no tenía acceso a los sistemas saboteados, como sí tenían los mecánicos hidráulicos y mecánicos de línea. Lo dejaron libre y lo pusieron en lista de despido. Le di una carta de recomendación logrando ser contratado por una gran empresa de la época y llegó a ser Presidente de las organizaciones de Control de Calidad del país.

Mi actitud no fue bien vista por algunos oficiales, llegando un Capitán a tratarme de comunista. Posteriormente me pidió disculpas.

Como me dijo mi amigo el Dr. Yazigi en el G 7 por algunos oficios que provocaron molestia: "Tú eres un tábano en el anca de un caballo". Que cierta su afirmación y siempre me acordé de él por hechos ocurridos en el Ala de Mantenimiento (ENAER). Mi formación valórica desde chico, me impedía aceptar que se cometieran injusticias con los subalternos y/o se mintiera para lograr un objetivo, denunciando al superior los hechos lo que evidentemente me trajo muchos problemas.

¿Significa mi decisión que no amo la vida? No, esta visa con final es lo más hermosa, lo más maravillosa y me habría gustado pasar los últimos años ya jubilado disfrutando de la familia, amigos y la naturaleza, especialmente la del sur con sus bosques y lagos. Pero siendo para mí la familia lo más importante, no puedo someterlos a un calvario que durará hasta que me muera, con una calidad de vida inestable emocional y económicamente.

Además y no menos importante que el punto anterior, no puedo hacerles el juego a los Poderes Político y Judicial corruptos de Chile, aceptando un juicio como justo, cuando sé por la experiencia de muchos que es un fraude.

Creo en Dios y la Virgen María, mi familia y mis amigos saben que para mí lo más importante es el Juicio Divino y que creo en su infinita misericordia. Se que el golpe inicial para mi familia especialmente y para mis amigos será duro, pero confío justamente en que el Amor a Dios y la Virgen María será el bálsamo que curará la herida, la cicatrizará y aceptarán que estoy bien en la otra Vida y que ellos deben disfrutar esta vida con esperanza camino a la otra vida.

El Ejército y la Armada que tuvieron en el pasado experiencias de guerra con países vecinos, saliendo victoriosos, se han jactado de ser una fuerza jamás vencida.

El 11 de septiembre fue una guerra interna y las Fuerzas Armadas más Carabineros e Investigaciones también salieron victoriosas.

Yo les digo a las Fuerzas Armadas, Carabineros e Investigaciones de mi país, que hemos sufrido la peor derrota y humillación de la historia, a manos de los políticos de todos los colores (izquierda, centro y derecha) y de la Iglesia Católica, usando solo la pluma para escribir y lengua para hablar en cuanto sistema informativo existe en Chile y a nivel internacional. Los primeros años contaron con la ayuda de la KGB y potencias occidentales, luego de la caída del Muro solo quedaron con estas últimas y que hasta el día de hoy ha significado un éxito rotundo para la izquierda.

La explicación y justificación de los Mandos para permitir que ocurriera en democracia este ataque artero, cínico, concertado y sin contrapeso de ningún tipo, solo puede ocurrir cuando el interés personal es más importante que el interés Institucional, de País y de la Verdad de lo ocurrido en Chile.

El Museo de la Memoria es una afrenta a la inteligencia de cualquier persona medianamente informada, ya que aceptar que las FF.AA se tomaron el poder por iniciativa propia, por un ataque de locura, es sencillamente ridículo. Sin embargo ninguna organización intelectual del país, del extranjero y religiosa lo ha cuestionado, exigiendo se diga cuál fue la génesis de los acontecimientos, desde cuándo, para que las futuras generaciones no cometan los mismos errores.

Chile volverá en uno, dos o tres gobiernos más a tener un nuevo enfrentamiento entre dos facciones, solo que esta vez será más brutal pues la izquierda estará ayudada por el narcotráfico igual que en Venezuela. Dios quiera que me equivoque y la juventud salga de su actitud indolente, reflexiones sobre lo que escucha y lea, estudie a otros países y no deje que le laven el cerebro.

Reciban mis agradecimientos por la amistad sincera y desinteresada que me dieron durante todos estos años, en las buenas y en las malas. Fue un honor tenerlos de compañeros de curso.

Que Dios y la Virgen María los bendiga a ustedes y a sus familias.

Un abrazo grande.

 

Alberto Rey

Compartir