Recientes

ChiloéDay Actualidad

ChiloéDay

 

 

Nuestro país parece arder, pero Michelle Bachelet se marchó dejando atrás otra de tantas crisis sin resolver. Por una semana visitará Suecia y luego Gran Bretaña, para asistir en la City al evento anual ChileDay. Será la primera gobernante chilena que hable ante el Parlamento del país escandinavo; además se reunirá con los "exiliados" (¿aún quedan?).

 

El asunto no es menor. Carabineros que custodiaban un predio fueron atacados con armas automáticas en el Fundo El Salto de Malleco. Los funcionarios policiales pidieron a los habitantes del predio no salir de sus casas y apagar las luces como medida de precaución mínima. Es la primera vez que ocurre esta situación. Fue uno de los tres ataques que se registraron en la provincia. En otro "incidente" una camioneta de la PDI recibió decenas de perdigones. Lo mismo un transportista que recibió proyectiles en el rostro. Pero esto ya es habitual y casi rutinario en La Araucanía, donde el Estado de Derecho desapareció hace largo tiempo y sin que el gobierno reaccione.

 

Esto fue una especie de introducción a la enorme manifestación donde una diez mil personas marcharon en Puerto Montt este lunes, demandando soluciones. Chiloé enteró una semana de autobloqueo y tomas de caminos sin que la autoridad atine con ofrecer políticas aceptables. Tanto Castro, como Ancud y Pucao y a lo menos otras dos localidades han presentado sendos petitorios. Y del bono inicial de $ 100.000 ofertado por La Moneda, se llegó a $900.000 parcelado en tres cuotas. Esto fue considerado insuficiente por los afectados: unas 5.600 familias de pescadores los que están impedidos de ganar el sustento para el hogar por el fenómeno de la marea roja y el daño ecológico fruto de la disposición en el lecho marino de miles de toneladas de salmón descompuesto.

 

Todo esto deberá investigarse (claro) sin embargo, Chile no cuenta con un centro dedicado a investigar un mal recurrente, cíclico en nuestras costas. Hasta el momento nada se ha escuchado acerca de alguna política en tal sentido. Solo que se formarán mesas de trabajo, esta vez de científicos. Tarde y mal como siempre.

 

A la demostración de este lunes en las calles de Puerto Montt se sumaron los transportistas y estudiantes universitarios. Pero también aparecieron banderas rojas del Partido Comunista, experto en apropiarse de banderas sociales. 

 

Luis Felipe Céspedes va y viene al sur y regresa a la capital con pocos avances en las conversaciones. Uno de los dirigentes lo declaró "... esto se puede escapar de las manos". Eso mismo se advirtió hace años ante la aparición de serios indicios de una escalada terrorista en la IX Región. Así estamos hoy y ciertamente todo esto puede explotar dado el malestar y el estado de necesidad de los chilotes.

 

Pero la mandataria, lejos de encarar la crisis una vez más voló ... esta vez a Europa. El jueves estará en Londres para otro ChileDay. Un acontecimiento previsto para atraer inversiones a nuestro país, aunque en este clima y dada la incerteza y la incertidumbre, es discutible que algo se materialice en este orden de cosas. Ya en 2014 el medio especializado Financial Times le arruinó la fiesta al ministro de Hacienda Alberto Arenas al explicar que la economía chilena es la que mejor encarna "la nueva mediocridad" 

 

La publicación destacó en aquella oportunidad que " a siete meses del comienzo de la nueva administración de la presidente socialista Michelle Bachelet, el crecimiento se ha estancado en Chile y la inflación está presionando al alza. Es un signo de cómo han cambiado los tiempos el hecho de que Arenas parezca satisfecho con pronósticos de que el crecimiento va a rebotar desde el 2% este año a 3,6 en 2015"

 

Pero la realidad fue peor: Chile apenas creció 2,1 puntos el año que pasó aplastando los "brotes verdes" que los optimistas de gobierno creyeron advertir.

 

Lo de 2016 no será mejor. Las palabras de Hernán Büchi sin duda serán consideradas. La propia Evelyn Matthei lo señaló "el gobierno es extraordinariamente penca, malos ministros (que) no escuchan a nadie"

 

Entonces ¿a qué fue Bachelet? porque lo valioso era quedarse y enfrentar la crisis planteada por el ChiloéDay y no ausentarse una semana del país en lo que es una de sus peores decisiones políticas.   

Compartir