Recientes

Clamor de justicia Actualidad

Clamor de justicia

Atte.

Francisca y Macarena hijas de Patricio Ferrer Ducaud

 

 

En nuestra desesperación decidimos contarles un poco la dolorosa situación que estamos viviendo como familia.

Mi padre actualmente tiene 82 años; el 10 de Febrero del presente año es sacado de su casa y llevado preso al centro carcelario Punta Peuco sin previo aviso. Muchos creen que éste es un hotel de 5 estrellas recriminando el trato “especial” que reciben, pero no es así, es un lugar donde hay hacinamiento, personas muy enfermas, la mayoría mayores de 75 años quienes están expuestos a temperaturas extremas, a una infraestructura que no es para un adulto mayor, entre otras dificultades; además nuestro padre duerme en un container junto a 3 personas más, sin las facilidades que requiere por su avanzada edad.

Él padece múltiples patologías propias de la edad y nadie se da cuenta que requiere de muchos cuidados, los que son muy difíciles de brindar en estas circunstancias.

No podemos creer tanta injusticia que se está viviendo en este país, nuestro padre pertenecía al ejército en la época del gobierno militar y estaba a cargo como asesor del cuartel general de la primera división del ejército con el grado de mayor en Antofagasta, lugar desde el cual fue trasladado un grupo de personas las que lamentablemente fueron asesinadas durante ese traslado. Mi padre en ningún momento tomó un arma dentro de su gestión, ni para amedrentar, ni mucho menos para asesinar alguna persona, pero lo sentenciaron como autor de este hecho para “hacer justicia”. Como es de conocimiento general, esta era una época de guerra interna donde cientos de militares sólo recibían órdenes, muchos de ellos hoy condenados injustamente como nuestro padre.

Como familia, necesitamos ser escuchadas, ya que lo que está ocurriendo es injusto, nuestro padre fue sentenciado a 15 años de cárcel, lo equivalente a cadena perpetua a su edad siendo que es inocente ¿Es justo que él tenga que pasar por este proceso a su edad, si a cualquier persona en su condición por otro tipo de delitos no es llevada a la cárcel? Vamos a ver morir a nuestro padre encarcelado, pagando una condena injusta, ¿Dónde están los derechos humanos para él, nuestra familia y tantos otros que están viviendo este mismo calvario? ¿Por qué nosotros tenemos que pasar esta última etapa de nuestro padre sin él? ¿Por qué privarlo de ver crecer a sus nietos y disfrutar de la vida tranquila que llevaba, si es una persona inocente?

Entendemos que es un tema sensible para nuestro país, creemos que es momento de dar vuelta la página y se escuche nuestro clamor por justicia, ya que queremos tener a nuestro padre a nuestro lado para brindarle los cuidados que necesita, ya que es una persona anciana, pero también es una persona maravillosa que no merece lo que está pasando.

Les pedimos reflexionar sobre este tema y tener en consideración el trato humanizado que todos merecemos, incluidos quienes están privados de libertad, mayores de edad y en especial los que son inocentes

 

Compartir