Recientes

De la vocación al heroísmo Arte y literatura

De la vocación al heroísmo

Reflexiones de un Coronel (r) en prisión en Punta Peuco

 

Mi vocación militar se formó desde niño.

Por vocación adolescente aún; ingresé a la Escuela Militar.

Por vocación, aprobé y me titulé de Oficial de Ejercito.

Por vocación, ascendí hasta Oficial Superior.

Por vocación, aprobé todos los cursos.

Por vocación, cumplí todos los requisitos profesionales.

Por vocación, fui destacado con importantes destinaciones y formé Oficiales y Suboficiales.

Por vocación y patriotismo estuve en el frente en 1978.

Por vocación, se me destacó y ejercí el mando de regimientos.

Por vocación, siempre serví eficientemente: con lealtad, valor, disciplina, compañerismo y sacrificio; también fui condecorado en reiteradas oportunidades.

Por vocación, orgulloso cumplí el solemne Juramento a la Bandera, que hice siendo un joven Subteniente.

Soy héroe, porque ahora soy una baja de combate, preso y ahora anciano.

Soy héroe, porque fui condenado por un delito que no cometí y soy inocente.

Soy héroe, porque no se me aplicaron las leyes vigentes.

Soy héroe, porque habiendo dado una vida por la Patria y no haber delinquido, se me trata como criminal, por gran parte de la sociedad.

Soy héroe, porque fui condenado por Tribunales Prevaricadores.

Soy héroe, porque el Ejercito ha permitido las aberraciones jurídicas, que se me aplicaron (Ficción Jurídica)

Soy héroe, porque las FFAA.y de Orden, no han tenido el valor para ser leales con un soldado de ayer.

Soy héroe, porque con estoicismo; cumplió esta justicia.

Soy héroe, porque pertenecí al Ejercito que con patriotismo cauteló a un Chile libre.

UNA MUESTRA DE LO QUE FUERON Y SON LOS MILITARES, MARINOS, AVIADORES Y CARABINEROS, HOY PRESOS EN PUNTA PEUCO.

Compartir