Recientes

Delitos de lesa humanidad Relevantes

Delitos de lesa humanidad

 

 
Señor director:
 
 
Esteban Vilchez Celis, en carta publicada el sábado, refuta mi aserto en el sentido de que los delitos de lesa humanidad existen en nuestro derecho interno solo a contar del 18 de julio de 2009 -fecha de entrada en vigor de la ley 20.357 que estableció esa categoría de delitos- y que ningún hecho ocurrido con anterioridad puede legalmente ser calificado como tal.
 
Toda otra interpretación vulneraría el principio de legalidad- nullum crimen, nulla poena sine praevia lege- y sus exigencias de lex previa, lex certa, lex scripta y lex stricta, principios esenciales del derecho universal garantizados constitucionalmente y por diversos tratados sobre derechos humanos ratificados por Chile y vigentes. Su importancia es tal que ni siquiera puede suspenderse "en caso de guerra, peligro público u otra emergencia que amenace la independencia o seguridad del Estado" o "en situaciones excepcionales que pongan en peligro la vida de la nación-, según el artículo 27 de la Convención Americana sobre Derechos Humanos y el artículo 4 del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos respectivamente.
 
Los tratados internacionales no satisfacen las obligaciones que impone el principio de legalidad. No establecen tipos penales ni su penalidad, sino que solo dan pautas para su tipificación. Por ejemplo, la Convención Interamericana sobre Desaparición Forzada de Personas establece: "Los Estados partes se comprometen a adoptar, con arreglo a sus procedimientos constitucionales, las medidas legislativas que fueren necesarias para tipificar como delito la desaparición forzada de personas, y a imponerle una pena apropiada que tenga en cuenta su extrema gravedad".
 
Las sentencias que condenan a los militares y carabineros hacen una interpretación errónea y abusiva de las normas de derecho internacional y atropellan el principio de legalidad.
 
Adolfo Paul Latorre
 
 
Cartas al director diario La Tercera, página 8 martes 27 de diciembre de 2016.

Compartir