Desclasificados I Material Historico

Desclasificados I

La terrible acción terrorista del 11 de marzo en España, las torres gemelas en EE.UU., recientemente en Francia y todo lo que escuchamos y vemos a diario,

 llena de horror a todo el mundo, remece las conciencias de todos los que nos preciamos de ser humanos y seguramente incluso ha provocado algún pesar en aquellos que consagran su tiempo en la defensa de los derechos humanos de los autores intelectuales y materiales de estos atentados.

En Chile las reacciones de indignación han sido multitudinarias y los personajes políticos de siempre han aprovechado de condenar estos hechos en cuanta entrevista se les ha hecho o cada vez que ven un micrófono o una cámara de televisión.  La cosa es dejar claro que esta violencia terrorista no va con ellos.

Ninguno de estos lastimeros personajes, que rasgan vestiduras condenando los atentados en el mundo, tuvo similar comportamiento con muchos horrorosos atentados terroristas ocurridos en años no muy lejanos en Chile. ¿Sería que los perpetradores eran sus amigos? ¿Sería que algunos muertos chilenos valían menos que los fallecidos internacionales? ¿Sería que en ese entonces apoyaban y justificaban la matanza perpetrada por terroristas? ¿Sería que ellos mismos estaban implicados en la acción terrorista?

A estas alturas sería ya majadero insistir en que tenemos actualmente ministros de estado, senadores y diputados que anteriormente fueron miembros de movimientos terroristas. Despierta Chile lo ha denunciado –documentadamente- desde su primera edición.

Nuestra publicación siempre ha intentado dejar una enseñanza a las nuevas generaciones, que se han visto inundadas de desinformación institucionalizada, tendiente a denostar al gobierno civil militar, y a borrar todo lo negativo del gobierno marxista de Salvador Allende. A esa juventud especialmente, y a todos los chilenos de mala memoria, dedicamos este espacio en que les recordaremos gráficamente algo de lo que fue la violencia terrorista desatada en Chile, en contra de chilenos inocentes.

No es posible comparar textualmente lo sucedido en Chile con lo que ha pasado ahora en España, por la magnitud desquiciada del atentado ferroviario, pero es bueno recordar que también acá hubo atentados explosivos en trenes y en el ferrocarril metropolitano, que pudieron tener consecuencias tanto o más espantosas que las resultantes en España.

En el sanguinario ranking del terrorismo, acá hubo de todo: Asesinatos selectivos de personas, autoridades, simples funcionarios, Carabineros y militares, Atentados explosivos en ferrocarriles y puentes ferroviarios, Atentados explosivos en el Metro, Atentados explosivos e incendiarios en transportes colectivos, Atentados con autos bomba, Atentados explosivos a torres de Alta Tensión, Intento de asesinato de un presidente de la República, Internación masiva de armas y explosivos, Ataques a unidades de las FF.AA. y de Carabineros, Ataques con ácidos corrosivos a transeúntes en la vía publica, etc.

Hoy ya nadie se acuerda. No conviene al conglomerado que nos gobierna.

Bueno es que se sepa que gracias a la visión de las autoridades de la época, la Junta Militar de Gobierno y el propio General Pinochet, y a la entrega con que asumieron su deber los que recibieron (y cumplieron brillantemente) la orden de erradicar la lacra terrorista, se pudo desbaratar los movimientos extremistas criollos y se evitó que, tarde o temprano, termináramos con un terrorismo desatado, sembrando más y más victimas en pos de objetivos utópicos.

Tal como usted supondrá, los que en esa época vencieron al terrorismo, cumpliendo con su deber, son los que ahora padecen la venganza marxista y se encuentran detenidos, encausados en cientos de procesos maliciosos y falseados, son denostados públicamente, son hostigados por las "funas", los que tiene la suerte de gozar esporádicamente de algunos períodos de libertad no tienen ninguna posibilidad de obtener algún trabajo, etc., etc., mientras tanto, los terroristas que ocasionaron cientos de víctimas inocentes, han recibido todos los beneficios legales y por supuesto se encuentran en plena libertad.  Es el "pago de Chile". Solo como antecedente ilustrativo, vea la información siguiente, que hemos reproducido desde nuestro propio espacio estadístico, "El Odiómetro".
 

CUADRO DE PROCESAMIENTO A
PERSONAL DE LAS FF.AA. Y DE ORDEN Y SEGURIDAD

ACTUALIZADO AL 1  DE ABRIL  DEL 2004

INSTITUCIÓN

ACTUALMENTE PROCESADOS POR TRIBUNALES DE JUSTICIA

DETENIDOS

PUNTA PEUCO O CONDENADOS

EJÉRCITO

148

15

22

ARMADA

17

2

-

FUERZA AÉREA

44

1

1

CARABINEROS

112

3

10

INVESTIGACIONES

15

-

-

GENDARMERIA

2

-

-

TOTALES

338

21

33

 

 

Para refrescar su memoria le presentamos a continuación esta primera entrega de fotografías, que muestran lo que hemos expuesto.

La batalla contra el terrorismo se ganó. Los vencedores hoy están presos y los terroristas están en libertad, pero se cumplió la misión. Chile está libre de terrorismo gracias a todos ellos y ya nadie recuerda los amargos días en que vivíamos bajo la amenaza del extremismo asesino.

Resultado de un artefacto explosivo detonado dentro de un carro del Metro.

Otro atentado con explosivo en el Metro de Santiago.

Instructivo público del MIR. La semilla de la violencia para matar chilenos.

Atentado terrorista en un carro del Metro. De las víctimas ya nadie se acuerda.

Atentado explosivo con auto bomba.

Auto bomba frente al diario "La Nación".

El cuerpo destrozado del teniente del Ejército Luis Carevic, muerto mientras intentaba desactivar un artefacto explosivo instalado por el MIR.

Compartir