Día de las Glorias del Ejército Despierta Chile

Día de las Glorias del Ejército

El Comandante en Jefe del Ejército, Humberto Oviedo, compareció por segunda vez ante la Comisión de Defensa de la Cámara.

 

Allí recordó "que los políticos son transitorios pero el Ejército es permanente, una Institución de la República a la que debemos nuestra libertad, democracia, soberanía y paz".

 

El Comandante en Jefe, rayó la cancha a los políticos y les dijo con serenidad y firmeza que ya existe molestia en la Institución con el hecho de que los políticos le estén diciendo todo el tiempo qué hacer o no. De allí esta frase que es precisó tener en cuenta "los políticos son transitorios pero el Ejército es permanente, una Institución de la República a la que debemos nuestra libertad, democracia, soberanía y paz" ¿clarísimo, no?

 

Porque -señaló-, si empezamos a esconder los procesos históricos, puede ser peligroso no asumir responsabilidades que cada momento de la historia nos entregó" 

 

De este modo, Oviedo defendió la permanencia de la foto del general Manuel Contreras Sepúlveda en dependencias del Ejército "cualquier hecho histórico que vaya a involucrar a una persona que tuvo un rol como comandante de unidad en un proceso anterior, no va a causar una cosa a favor del proceso. Por el contrario, va a producir un alerta" comentó.

 

"Las figuras que han estado ahí uno las tiene que reconocer y darles el justo valor de lo que hicieron o no. Las fotos no son honores. Si hay una cosa que le hace mal al Ejército, déjennos a nosotros ver".

 

"Entrar por esa vía no sería positivo. Creo que nosotros somos bastante maduros para aprender de los momentos negativos"

 

Las palabras del Comandante en Jefe tranquilizan a los oficiales quienes se han sentido vulnerados por quienes utilizan al Ejército y a sus autoridades, o ex autoridades, dependiendo de los intereses político-partidistas del momento.

Posterior a tal intervención ante la Comisión de Defensa de la Cámara, el General Oviedo en una columna del diario La Tercera, fija posición del Ejército frente al hostigamiento del cual es objeto, y llama a que se le cautele y proteja por parte de todos los chilenos.

 

El jefe castrense señala que en tanto fuerzas vivas de la Nación, experimentó "en estas décadas un avance una transformación profesional y cultural que no estado exenta de dificultades (...) estos avances han sido traspasados a las nuevas generaciones, constituyendo un activo que debe ser valorado y preservado por toda la sociedad"

 

"Sin embargo, nada ha podido hacer cambiar la condición de institución fundamental de la República que nos identifica, nacida con la Patria y cuyo valor medular -como cuerpo armado- es su carácter disciplinado, profesional obediente y no deliberante".

 

"Su participación en la gran tarea del desarrollo nacional como un integrante más de la sociedad chilena, desde la perspectiva de las misiones propias de su función militar, y su pleno compromiso con el destino del país y los objetivos del Estado le confieren un valor social único e insustituible".

 

"Estoy convencido que en tales condiciones cuando se daña a nuestro Ejército, no solamente pierde la sociedad, sino lo que es peor, se erosiona la institucionalidad que la sostiene. Es la aprensión natural que debiera surgir en momentos en que hemos sido testigos estas últimas semanas, de cómo se ha intentado involucrar a este Ejército que nos pertenece a todos, en supuestas conductas impropias y ajenas a sus principios fundamentales, con emplazamientos mediáticos que lo menoscaban y condenan sumariamente":

 

"Sin duda que lo anterior ha podido generar confusión en parte de la opinión, pública, particularmente en los más jóvenes, al ver cómo se cuestiona de una manera más bien subjetiva la imagen y el prestigio de una institución a la que todos los instrumentos de evaluación y percepción de opinión -desde hace años- le han otorgado importante niveles de aprobación y confianza".

 

"La madurez social que exige nuestro rol nos ha aconsejado actuar con prudencia, sensatez y sobre todo pensando en la preservación de la paz y armonía entre todos los chilenos".

 

"Es por ello que nuestras inquietudes y preocupaciones sobre la materia la hemos -como corresponde- representado por los canales institucionales establecidos para tales efectos".

 

El general Oviedo señala que han sido escuchados y comprendidos, lo que agradece, y que al cumplirse cien años de la decisión del Presidente Ramón Barros Luco de instaurar el 19 de septiembre como el Día de las Glorias del Ejército, éste se "encuentra -como es su tradición- mirando estratégicamente el futuro y luchando por la paz, condición esencial para que un país como el nuestro se desarrolle en libertad y asegure el bienestar de todos los chilenos".

 

"En tanto institución fundamental de la República, requiere entonces ser protegido y cautelado por todos los chilenos, sin excepción".

 

Hasta allí los muy importantes conceptos que entrega el Comandante en Jefe, palabras de un peso y trascendencia inobjetables.

Compartir