Documento al Sr. Luis Almagro Secretario general de la OEA Actualidad

Documento al Sr. Luis Almagro Secretario general de la OEA

Sr. Luis Almagro Secretario general de la OEA PRESENTE

Sr. Almagro:

Mediante el presente documento queremos saludarlo y felicitarlo por la visita que ha realizado a nuestro país, queremos informarle además, que como organización que agrupa a los miembros en retiro de las Fuerzas Armadas y de Orden, compartimos muchos de los postulados que Usted planteó en la entrevista que le realizó el medio de circulación nacional, El Mercurio de Santiago, el día domingo 6 de marzo del presente año. Como Usted bien dijo, nosotros también consideramos a Chile un país referente en nuestro hemisferio, incluso considerando la crisis política que nos ha sacudido el último tiempo, al igual que Usted, no dejamos que algunas cosas empañen los grandes logros que tiene esta nación. Coincidimos además, en la apreciación que tiene la agencia que Usted representa en materia democrática, nos parece fundamental que la Organización de Estados Americanos tenga por principal objetivo, el fortalecimiento del régimen político actual, ya que este ha demostrado ser la única forma posible de profundizar en materia de bienestar social para nuestro país y el continente entero.

Como organización gremial que aglutina a más de 200.000 funcionarios de las FF.AA en retiro, celebramos su honesta preocupación sobre este tema y sus contundentes dichos sobre los presos políticos, al igual que Usted, creemos que a la democracia le hace muy mal la existencia de esta clase de presos, sobre todo, porque agrieta el régimen de representación contemporáneo, a través de una sutura política de situaciones que como pueblos, debemos enfrentar para alcanzar la necesaria reconciliación, ya no entendiendo a la reconciliación como un elemento propio de la vida privada de los sujetos, sino más bien, como el componente necesario para la generación de progreso social y espiritual que requieren nuestros países para avanzar de manera decisiva en el camino hacia el desarrollo.

Es por todo lo anteriormente expuesto que consideramos que Usted, en calidad de Secretario General de la OEA, debe tener presente la situación irregular que sufren muchos de nuestros afiliados. Esta penosa situación se expresa en una auténtica condición infrajurídica patentada en determinadas acciones que ocurren al momento de los juicios que se realizan contra los nuestros por crímenes de lesa humanidad. Un ejemplo de esto son la NO aplicación de prescripciones, la aplicación de leyes con efecto retroactivo y el NO respeto a la cosa juzgada, producto de una incesante reapertura de los mismos casos una y otra vez. También los juicios son realizados, a través de un sistema diferente (antiguo), lo que no quita que de igual manera se utilicen normativas establecidas el año 2009, finalmente, padecemos la generación masiva de ficciones jurídicas que bordean el delito de prevaricación, a todo esto, debemos agregar, que una vez condenados, a los nuestros no se les otorgan los beneficios carcelarios que se le entregan al resto de la población penal, incluidos varios ancianos octogenarios con enfermedades terminales y alzheimer. En torno a este último punto, es importante recalcar que la media de edad en el recinto penitenciario de Punta Peuco es de 76 años de edad, por lo que muchas de las condenas, sobre todo las realizadas a mayores de 80 años, son básicamente “penas de muerte por encierro”.

Sr. Almagro, sabemos que en un momento convulsionado de la historia de nuestro país existieron conflictos potentes y de naturaleza cruenta, sin embargo, si queremos avanzar en la solidificación de nuestra democracia y el fortalecimiento del Estado de Derecho, es más que necesario revisar con particular atención este tipo de irregularidades que en nada ayudan para la generación de una reconciliación y un bienestar duradero para nuestra población. Es por esto, que como organización que aglutina a miembros en retiro de las FF.AA y de Orden de Chile, queremos solicitarle que haga una lectura exhaustiva de esta situación, vislumbrando siempre, una posible intervención por parte del organismo al que Usted representa en caso de estimarlo conveniente.

Esperando que la presente tenga una buena acogida, saludo atentamente a Usted,

Multigremial Fuerzas R

Compartir