Recientes

Dos Chile Despierta Chile

Dos Chile

 

 

El ataque incendiario en el Fundo Santa Clarisa, a 5 km. de Cañete, en la provincia de Arauco, donde un grupo de elementos terroristas asesinó a un modesto trabajador agrícola, identificado como José Retamal Medina (48), revela la brutal pasividad e indiferencia con la cual reacciona el gobierno, ante la embestida de organizados grupos subversivos, adiestrados, armados y, ahora, oficialmente coordinados con la autodenominada Resistencia Ancestral Mapuche (RAM) que opera en Argentina. Ellos, según sus propias expresiones, declararon la guerra en el sur.

 

Pero el Ejecutivo insiste en negar la existencia de acciones de este calibre. Tanto desde el nivel central como en las Intendencias regionales, prefieren hablar de delincuencia común restando valor a la real naturaleza del fenómeno terrorista.

 

Sin embargo, bastó que un, hasta hoy, desconocido, grupo "eco-terrorista" atentase con un explosivo en contra del presidente del directorio de Codelco, Oscar Landerretche, para que tan repudiable y criminal acto, recibiese una descomunal cobertura de prensa en los medios nacionales. 

 

Desde luego, se anunció la querella de rigor, contra todos quienes resulten responsables. Aunque por cierto, situaciones tan graves, como este nuevo asesinato -el de Cañete- pasan prontamente al olvido. Cosa de editores y del periodismo "progresista". Clafro que éstos, no olvidan la inserción publicada por la SOFOFA,  la que en representación de casi medio centenar de entidades productivas, llamó la atención al gobierno, al hacer presente que el Estado de Derecho ya no impera en La Araucanía y que la situación en la Novena región, debiese constituir una prioridad nacional.

 

El inserto era eso y nada más que eso. Pero desde Palacio rasgaron vestiduras indicando que esto creaba "incertidumbre" pasando completamente por alto, que es precisamente ésa la circunstancia que a diario se vive y sufre en la zona del llamado conflicto.

 

El rector de la UDP Carlos Peña, calificó al urgente llamado de la SOFOFA, en su columna dominical de El Mercurio, como una "tontería mayor" y  cataloga a sus promotores como nostálgicos del Régimen Militar y del general Augusto Pinochet. Todo lo cual trasunta ira o falta de seriedad.

 

A todo esto, Mario Fernández, como ministro del Interior será interpelado en la Cámara por lo de La Araucanía. Se trata de la décimo sexta interpelación a un secretario de Estado: todas las anteriores sin resultados, excepto la recordada agresión de Bárbara Figueroa, de la CUT, al ministro de Hacienda Rodrigo Valdés por el reajuste de 3,2% al sector público. Fernández deberá responder por la inacción del Estado. Pero en la práctica es el gobierno y no el Estado el que está en cuestión.

 

Como posteó en tuiter el analista Patricio Navia "Para que el gobierno note que en La Araucania hay atentados todo el tiempo, agricultores deben entrar a militar en el PS y ser parte de Codelco" ... debe ser eso. Una apariencia de que existen dos Chile cada uno recibiendo un trato distinto.

Compartir