El 24 de septiembre Despierta Chile

El 24 de septiembre

El próximo jueves 24 a las 10 AM hora de Chile, conoceremos la sentencia de La Haya.

 

El panel de jueces de la Corte Internacional de Justicia CIJ entregará el fallo sobre la demanda de Bolivia que pide a Chile "negociar" una salida al mar soberana. Como explicó el Canciller Heraldo Muñóz, esto no significa en modo alguno ceder territorios. La Paz intenta que el gobierno de Santiago, se siente a negociar. 

 

Como se sabe existen tres escenarios posibles. En el más favorable para los intereses chilenos, la Corte podría decidir que no ha lugar al planteamiento boliviano; en el segundo que lo acoja, pero dejando para la instancia final, resolver sobre la posición de Chile: que el Tribunal carece de competencia para conocer este asunto zanjado por el Tratado de 1904. Conforme lo establece el Tratado de Bogotá en 1948, la CIJ no puede intervenir en temas anteriores a su instalación como tal. Y, en último término, tercer escenario: que la Corte acepte la demanda boliviana en los términos conocidos.

 

En consecuencia, lo que presenciaremos el jueves es su pronunciamiento respecto a la cuestión preliminar interpuesta por Chile. Según Miguel Schweitzer (ex Canciller), el hecho de que la Corte haya adelantado la fecha inicialmente prevista para noviembre, anticipándola al presente mes de septiembre, cosa que alegró tanto a Evo Morales, podría obedecer a que la Corte estimó que es clara su incompetencia y que no necesita más tiempo. 

 

Desde luego, Miguel Schweitzer, precisa que el gobierno de Morales, aún cuando la CIJ declare su incompetencia, continuará por otras vías su  ofensiva en pos de una salida soberana al mar.

 

Los jueces de La Haya suelen sorprender. Fue el caso de la demanda que presentó Perú contra Chile. Y donde éstos determinaron trazar una línea diagonal rompiendo el paralelo del mar presencial de Chile, en un fallo antojadizo que desconoció los títulos de nuestro país en la Zona Económica Exclusiva ZEE.

 

El ex canciller Hernán Felipe Errázuriz, declaró "yo desconfío" de estos jueces que suelen fallar no conforme a derecho, sino que lo hacen en base a consideraciones políticas e intereses personales, moviéndose en una ambigüedad proverbial.

 

Y aún cuando aquello que decidan "no tendrá efectos prácticos" para Chile, hay "un escenario de imagen" importante. En línea con lo que dice Miguel Schweitzer.

 

Pero hay algo más. Algo inquietante. Investigadores del Centro de Estudios Estratégicos de la Academia de Guerra del Ejército, elaboraron un estudio condensado en un libro "La punta del iceberg" donde analizan los alcances políticos para la seguridad y defensa de Chile, en esta situación bilateral.

 

El informe fue presentado ante las Comisiones de Defensa de la Cámara y del Senado, donde se hizo presente que la aspiración boliviana "irá mutando en torno a una diversidad de argumentos"

 

Porque, no se trata sola y únicamente de una salida soberana al mar, sino de recuperar los territorios ganados por Chile en la Guerra del Pacífico; política reivindicativa que hace a lo esencial del denominado Estado Plurinacional de Bolivia y a su continuidad como proyecto político de largo aliento.

 

En ese sentido, lo de La Haya -para Bolivia- es un paso más en un camino en el cual, el vecino país "no estará disponible para buscar arreglos mediante una negociación"

 

En consecuencia, Chile debe comprender lo anterior, puesto que es clave en una perspectiva estrátegica y, que en este alegato que Bolivia ha desplegado en múltiples escenarios "constituye ante todo una amenaza a  la soberanía nacional" de Chile. Y que es de tal gravedad que resulta ineludible fortalecer la cohesión nacional y mantener elementos como la disuasión para contribuir a una "paz negativa"

 

Y que para una "paz positiva" es imprescindible y fundamental, trabajar en la "confianza estratégica"; en establecer una "estructura permanente de seguridad"

 

Porque acá no lidiamos solo con un vecino agresivo. Perú jamás renunciará a Tarapacá: y eso es un dato firme. Argentina, temporalmente desprovista de FF.AA operativas, mantiene un peso relativo muy importante y existen asuntos fronterizos pendientes. 

 

Y si bien Brasil, no tiene fronteras con Chile, cualquier "solución territorial" favorable a Bolivia, los beneficiará y perderemos nuestra sólido y disputado, balcón al Pacífico. 

Compartir