El 3% de los DD.HH Despierta Chile

El 3% de los DD.HH

La encuesta Cerc-Mori informó que uno de cada cinco chilenos tiene buena o muy buena opinión del general Augusto Pinochet y cree que la intervención militar se justificó plenamente.

 
Sin embargo el Barómetro CERC-MORI agrega que estos porcentajes indicarían una constante tendencia a la baja. Además que tres de cada cuatro consultados en este sondeo de opinión, estiman que no existe una verdadera reconciliación en el país.
 
Nada tiene de de extraña esta situación, si tenemos a la vista la persistente e inmisericorde campaña comunicacional que la extrema izquierda y la Concertación -hoy devenida en Nueva Mayoría-, desataron desde el momento mismo del Pronunciamiento Militar.
 
Ese bloque político-partidista ejerce un claro dominio en los medios de comunicación, vía editores y periodistas "comprometidos", hábiles en instalar su "agenda de DD.HH" y en fortalecer la unidad interna, cada vez que ésta muestra fisuras 
 
De modo tal que no debe sorprender lo exiguo de tales porcentajes, si se compara con el 44,01% del Plebiscito de 1988, puesto que el otro sector ofrece una versión unilateral de lo acontecido en Chile en estas cuatro décadas pasadas y reescribió la Historia acomodándola a su conveniencia.
 
¿A quién más sino al Partido Comunista y a la extrema izquierda, el hecho de agudizar los conflictos, profundizar el antagonismo social y atizar la división, le sirve?  Entonces, no ha de llamar la atención que la reconciliación aparezca inconclusa o como algo que nunca acabar..
 
La izquierda siempre abultó las cifras verdaderas. En Argentina, por citar un solo ejemplo: de nueve mil presuntas víctimas, pasó a 10.000 para luego redondear los números en 30.000: esa asombrosa cantidad era más vendedora  frente a los financistas de ls ONGs. Lo confesaron algunos de los propios dirigentes de Montoneros.
 
En Chile es habitual escucharles hablar de los "miles y miles de muertos" en circunstancias que se trata, conforme lo establecido por las Comisiones Rettig y Valech, de  2.279 muertos y desaparecidos; y de 3.065 en el segundo caso. Lo que no se menciona es que de ese global, cerca de 800 de los casos corresponden a efectivos de las FF.AA y de Orden. Mayoritariamente estos muertos, que la izquierda utiliza para sus propósitos, eran Carabineros. 
 
Se recordará además que constantemente "aparecen" presuntos desaparecidos y el Memorial dedicado a "esas" víctimas debió hacerse cargo varias veces de una cambiante situación y suprimir algunos nombres. Uno de los más notables casos de "aparecidos" es el del alto dirigente del Partido Comunista, Patricio Palma Cousiño, quien goza de perfecta salud y figura hoy mismo, en el Directorio de la ENAMI.
 
No fue el primer conflicto en Chile. En la Guerra Civil de 1891, entre 4.000 y 10.000 chilenos perdieron la vida cuando la población alcanzaba unos 2 y medio millones de habitantes. Quince años después las heridas de aquella experiencia revolucionaria habían cerrado. Sin embargo transcurridos 42 años desde el Once de Septiembre, la reconciliación está inconclusa.
 
La República Parlamentaria, surgida en los campos de Concón y Placilla, fracasó en nuestro país. Y fracasó por la incapacidad de la clase política. Los militares en 1924 vendrán a enderezar las cosas. Y en el 73', las FF.AA y de Orden deberán pronunciarse ante el quiebre institucional.
 
Gonzalo Vial lo dijo "sin Allende no hay Pinochet" pero la izquierda escamoteó la verdad y gusta aparecer como la gran víctima. En cambio la realidad muestra que el PC siempre (recuérdese el gobierno de Gabriel González Videla para compararlo con el actual), protagonizó y protagoniza un doble  juego al límite del sistema. Y nos instala la "agenda" de los DD.HH un tema que, según la más reciente encuesta CEP (abril de 2015) apenas el 3% de los consultados, estimaba debería ser uno de los tres a los que el gobierno debiera dedicar su mayor esfuerzo en solucionar. Muy lejos de la Delincuencia (46%), de la Salud (45%) y la Educación (40%) o la Corrupción, que salta de 9 puntos en 2014 (muestra anterior), a nada menos que 28%
 
Este 3% de personas que estiman que los DD.HH son una materia importante o de interés, se compara muy bien con el 5% de los votos del PC.

Compartir