El almirante se queda Actualidad

El almirante se queda

 

La Contraloría General rechazó la solicitud para que se retirara el monumento a José Toribio Merino en el Museo Marítimo Nacional de Valparaíso. En primera instancia se decía que el busto se instaló sin respetar la normativa, lo cual fue descartado por el organismo fiscalizador.

 

 

Bosco Martínez Fuentes fue quien elevó la solicitud y la llevó hasta la Contraloría, donde pidieron un informe al Consejo de Monumentos Nacionales. El texto expone que la estatua fue instalada en mayo de 2002, fecha previa a que el museo fuese declarado como monumento histórico (en el año 2012).

 

 

Además, precisa que la estatua, si bien forma parte del monumento histórico, no constituye uno de los sitios que la ley N° 17.288 señala para la ubicación de objetos destinados a perpetuar memoria y, por lo tanto, no es un monumento público.

 

 

El argumento de la Armada de Chile fue que dicha estatua se encuentra emplazada dentro de un inmueble fiscal, que el Ministerio de Bienes Nacionales destinó a la Subsecretaría de Marina del Ministerio de Defensa Nacional, para el funcionamiento entre otros, del Museo Marítimo Nacional. Por ello no se necesitó de una ley para su instalación.

 

 

En definitiva, el retirar o no el memorial corresponde a una decisión netamente de la Armada de Chile.

Compartir