El indulto de Alberto Fujimori Despierta Chile

El indulto de Alberto Fujimori
El indulto de Alberto Fujimori
 
Poco antes de las 6 de la tarde del domingo 24 de diciembre, mediante un Comunicado de la Secretaría de Prensa del Presidente de Perú, Pedro Pablo Kuczynski (PPK), se informó que el mandatario había decidido conceder el indulto humanitario por razones de salud, al ex gobernante Alberto Kenya Fujimori Fujimori (1990-2000).
 
Desencadenó la inmediata reacción de los abogados de izquierda, los que anunciaron que recurrirían a la Corte Interamericana de DD.HH (CIDH) impugnando el beneficio. Alegaron que se trata de delitos de lesa humanidad, que Perú ratificó el Estatuto de Roma en 2001 y que por tal razón no cabría el indulto. Como se sabe, tal Estatuto no tiene ni podría tener efecto retroactivo, y que en este caso, Fujimori dejó la primera magistratura del vecino país el año 2000.
 
Alberto Fujimori, quien sentó las bases del acelerado crecimiento económico de su nación para además, equiparar al menos, el de Chile -una de los más preciados objetivos históricos de Perú-; quien derrotó a a los comunistas de Sendero Luminoso, guerrilla que asesinó no menos de 70.000 personas en su lucha subversiva, y que recuperó el orgullo nacional, llegó extraditado desde Chile, a su tierra natal en 2007, luego de un extenso juicio en la Corte Suprema. Dicho tribunal la aprobó, pero reduciendo a siete los casos en los que era acusado: dos por DDHH y cinco por corrupción. Posteriormente la Suprema los amplió a casos de lesa humanidad. Fujimorí fue condenado en 2009 a 25 años de cárcel. 
 
Una consideración al respecto. Es indudable que en dicho gravitó una decisión política al permitir la extradición. Se intentaba persuadir a Alejandro Toledo de que no llevara adelante la demanda contra Chile en La Haya. Fracasaron y optaron por entregar al Perú, al ex gobernante Alberto Fujimori. el que en sus diez años de gobierno mantuvo un excelente nivel de relaciones con nuestra Patria. Pero el erróneo y mezquino cálculo político, contaminado por el ideologismo prefirió favorecer a un impopular Toledo y no servir el interés nacional. Fue una determinación ridícula. Alan García, poco después, fue condecorado por el Congreso de Chile (2011), mientras nos demandaba. En un acto bochornoso, los DC Jorge Pizarro y Alejandra Sepúlveda, le expresaban "preocupación" por este juicio en La Haya. García respondió socarronamente que esto no era "un acto inamistoso sino por el contrario" ... toda una burla.
 
En fin, Kuczynski lo indultó y hoy Alberto Fujimori (80), está libre aunque con graves problemas de salud. Recibió la noticia en la clínica en la cual se le internó una semana antes de conocerse esta resolución, noticia que recibió de su hijo Kenji, uno de los congresista que con su abstención frustró la destitución que llevaba adelante su hermana Keiko, provocando de paso una crisis en su partido -Fuerza Popular-, y la proverbial indignación de los sectores ultristas. 
 
Pero se trata de una facultad presidencial. Y de una decisión política. Algunos sectores la reprueban y otros -los fujimoristas, la primera fuerza política del país, celebran. La izquierda porque desearía que Fujimori muera tras las rejas: otros porque consideran que su proceso responde a una venganza política de los sectores desplazados o de la extrema izquierda que no perdona su derrota ¿alguna semejanza con nuestros militares presos políticos?
 
José Antonio Kast, reconocido por su coraje político, su templanza y sentido común, fue el único dirigente que se atrevió a decir los políticamente incorrecto. En un mensaje de tuiter, escribió que el indulto "es un ejemplo de cómo avanzar en justicia"
 
Y se podría avanzar. No obstante que Lorena Fries insiste que "aún hay tiempo de cerrar Punta Peuco" en tal caso, el centro penitenciario, según aclaró Sebastián Piñera, será reabierto porque es partidario de mantener una cárcel especial para los militares"  y podría conmutar la pena de los viejos soldados enfermos o de avanzada edad, por arresto domiciliario. 

Compartir