EL IZQUIERDISMO ANULA EL PROGRESO Patricio Amigo

EL IZQUIERDISMO ANULA EL PROGRESO

Por Patricio Amigo

EL IZQUIERDISMO ANULA EL PROGRESO

Es dramático nuestro subdesarrollo. Duele escuchar a personas, con enseñanza media completa, quejarse de la corrupción institucional, de la inseguridad urbana y de las AFP. Y todos, sino la mayoría, se reconocen partidarios de la Izquierda Política y culpan a la Derecha de todos los males. Están convencidos que la causa fundamental es que los ricos ganan cada vez más y los pobres, cada vez menos.

¡Así de simple es el panorama de gente que recibió educación básica y media y, no pocos, formación técnica o profesional!

Un conocido conductor de programas de televisión, entrevistando a José Antonio Kast, le planteó que la derecha entrega a un consumidor vaso de agua de $10 y le cobra 11. El diputado Kast le replicó:

“La izquierda le regala el vaso de agua, pero ¿quién lo paga? ¡Todos nosotros! En cambio, la Derecha se lo vende en $11, pero ese dinero financia al fabricante del vaso, al que envasó el agua, al distribuidor y pagó impuestos.”

La Izquierda Política no tiene sentido y su ideología básica, su principio de igualdad, es un absurdo que

anula el progreso y genera una insostenible crisis social.

La URSS puso en práctica el sistema de la igualdad, en una dictadura con millones de opositores que fueron fusilados. Exigiendo “de cada uno según su capacidad” y entregando “a cada uno según su necesidad”, el único que se empoderó fue el Estado. La URSS se convirtió en una potencia sideral, a costa de la miseria de la población.  La muerte del Dictador asesino, la URSS, la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas renunció al sistema y cambio de nombre, transformándose en la Federación Rusa.

Renunciando al socialismo, la Federación Rusa es una superpotencia económica y militar. Los millonarios rusos -apenas el 10 por ciento de la población- controlan el 90 por ciento de los recursos del país. Son los nuevos ricos más extravagantes del mundo. Gastan el dinero con ostentación

Compartir