EL PRIVILEGIO DE COMUNEROS SUBVERSIVOS Actualidad

EL PRIVILEGIO DE COMUNEROS SUBVERSIVOS

Por Justo Pastor Suárez, VOXPRESS.CL

El Censo del 19 de abril ratificó, una vez más, que este Gobierno socialista carece del menor ánimo por apaciguar La Araucanía. Es más dejó en evidencia, nuevamente, que siente pánico de actuar  de acuerdo a la ley en dicha zona por temor a las agrupaciones de dd.hh, a la ONU y al Partido Comunista.

Este proceso estadístico poblacional permitió, además de ello, comprobar un hecho constitucional e institucionalmente  imposible de aceptar: hay grupos de la sociedad que dicen ser autónomos del Estado chileno.

Cuatro comunidades violentistas de comuneros mapuches, y en particular la Temucuicui, se opusieron a ser censadas. Con piedrazos impidieron el acceso de los voluntarios del INE que intentaron acceder a su ‘propio territorio,’ aislado por grandes troncos cruzados en el camino.

Natural y explicablemente asustados, los voluntarios se retiraron del lugar y los comuneros quedaron sin ser censados. Reflejo del miedo a enfrentar esta insurrección, el intendente regional comentó que “intentaremos hacerlo después”…O sea, nunca.

Una burda excusa frente a una situación de la mayor gravedad que atenta contra la unidad del territorio  nacional. Conociéndose la conducta del Gobierno frente al terrorismo en La Araucanía, se deduce que dichos comuneros no serán censados ni menos multados. La razón es simple: no hay quien se atreva.

Temucuicui tiene entre sus habitantes a comuneros que han sido investigadas por hechos de violencia rural.

Integrantes de esa comunidad han sido investigados por su participación en ataques incendiarios contra viviendas, maquinarias y transportes, y por delitos comunes, lo que ha generado allanamientos con incautaciones de armas, vehículos, dinero en efectivo y drogas.

La gravedad de la situación llegó a un límite intolerable: el Gobernador de Malleco, Ricardo Chancerel, quien reveló que había llegado a un acuerdo con los comuneros para que se auto censaran, luego de que ‘voluntarios’ de la propia comunidad fuesen entrenados durante cuatro horas.

El representante del Gobierno en la provincia de Malleco tuvo una argumentación que, al menos, merece una indagatoria. Al argumentar este privilegio de Temucuicui declaró que “hay algunos sectores en que las comunidades tienen una relación distinta con el Estado”.

Tremenda noticia para los chilenos éste de que existen sectores de la sociedad que tienen una ‘relación especial’ con el Estado. Una interrogante de esta naturaleza no puede quedar abierta: ¿cuáles y cuántos son esos sectores? ¿qué tipo de relación es? ¿hay grupos que se rigen por sus propias normas?

La sola existencia de estos, hasta ahora ignorados, vínculos  supone una violación a la igualdad y un cachetazo al discurso de la no discriminación. Para colmo, queda en claro que el Estado chileno, hoy en manos socialistas, otorga un estatus de privilegio a subversivos y terroristas.

Compartir