EL RESPETO ESTÁ DE VUELTA Actualidad

EL RESPETO ESTÁ DE VUELTA

Por VOXPRESS.CL

De las pocas fechas que podrán ser recordadas con cierto agrado del año que acaba de terminar, hay una muy significativa: 22 de diciembre. Ese día, la Comisión de Cultura de la Cámara de Diputados aprobó por unanimidad legislar para excluir de los 21 de Mayo la Cuenta Pública Presidencial.

Dados los radicales cambios experimentados por el “nuevo hombre” chileno, dicha fecha se transformó en una “jornada épica” de movilizaciones ciudadanas, con asaltos, saqueos, violencia y hasta muertes. Pasó a ser el Día Nacional de la extrema izquierda y el anarquismo, con el consabido eco interno y externo que buscan y consiguen.

Por siempre, antes del surgimiento del “hombre nuevo” chileno, cada 21 de Mayo era una fecha de reflexión, de veneración a una gesta heroica y de patriótica admiración por la imborrable figura de  Arturo Prat. Además, desde la primera mitad del siglo XX, fue también el día en que los Presidentes de la República daban cuenta al país de su gestión ante el Congreso Pleno, toda una tradición republicana.

Pero el “hombre” nuevo”, acicateado por el resentimiento y el odio, se encargó de arruinar ambos acontecimientos simultáneos, transformando los 21 de Mayo en jornadas de protestas y marchas, todas con inusitada violencia. Logró plenamente su objetivo: desplazar del centro de atención a la historia y a la tradición republicana.

El reverencial Día de las Glorias Navales esta estirpe desquiciada lo había transformado en el Día Nacional del Saqueo a cargo de antisistémicos y extremistas.

La idea de excluir de esa fecha la Cuenta Presidencial fue adquiriendo peso y ganando adherentes, pero nunca se había llegado al punto de materializarla. La Comisión de Cultura escuchó las opiniones de todos los ámbitos involucrados y acordó su cambio definitivo, en la esperanza de que sin el alboroto extremista de por medio, retorne al primer plano una respetuosa y solemne conmemoración de la gesta de Prat.

Pero…..”hecha la ley, hecha la trampa” y  —-era que no–  una de las fechas propuestas para el Mensaje ante el Congreso Pleno fue el 11 de julio, fecha en la que el ex presidente Salvador Allende proclamó la nacionalización del cobre. Felizmente, al interior de la Comisión hubo posturas mayoritariamente sensatas, criteriosas e inteligentes, y se impuso la del 1 de junio.

En ésta se iniciaba la legislatura de la Cámara desde 1833 hasta 1926, día en que se leía el Mensaje.

Compartir