ENFRENTA TORTURAS ENSEÑANDO AJEDREZ Despierta Chile

ENFRENTA TORTURAS  ENSEÑANDO AJEDREZ


El Tte. Cnel (R) Álvaro Corbalán la celda 14 del módulo Máxima Seguridad, ubicado en el solitario 4 piso de la Cárcel de Alta Seguridad, bajo la custodia permanente de 2 gendarmes que pertenecen a la Unidad de Servicios Especiales, denominada “TAR” (Traslados de Alto Riesgo). 
Esta una unidad de elite está formada por funcionarios seleccionados por capacidad física, estatura, preparación y cursos especiales para enfrentar crisis. 
La celda Nº 14 está permanentemente abierta, con un foco halógeno que reemplaza la luz del sol y 2 gendarmes que son reemplazados cada 2 horas. De manera que las indispensables 8 horas de sueño del Tte. Cnel. Corbalán, soportando el foco halógeno, son interrumpida, cada 2 horas, por el protocolo disciplinario de los cambios de guardia. 
Pese a su prolija formación, los gendarmes se consideran “psicoseados”por la carga mental y sicológica que les afecta custodiar al Tte. Cnel (R) Álvaro Corbalán. Les parece increíble la capacidad de aguante del custodiado, que permanece las 24 horas en un calabozo de 2 por 2.80 mts., sin ninguna privacidad, durmiendo sobre una colchoneta, en una cama de cemento, con ducha fría matinal, superando 8 meses de confinamiento, en circunstancias que la sanción la purgó el 18 de enero de 2016.
Sin embargo, en esta torturante situación, el Tte. Cnel (R) Álvaro Corbalán se renueva sus energías en una labor que no tiene precedentes y que se suma a las característica que destacan los gendarmes del “TAR”. El Comandante Corbalán les enseñó a jugar ajedrez. La celda Nº14 da a un pasillo de aproximadamente 25 mts de largo por el cual está autorizado para caminar alrededor de una hora y media, pudiendo dar unas 300 vueltas, como único ejercicio para estirar las piernas. (En los 8 meses que lleva en este secuestro, no ha tomado el sol. Mientras camina juega ajedrez con sus custodios, los que se dan tiempo para pensar la próxima jugada. El gran logro de los gendarmes es haber apredido a jugar ajedrez y se han comprado libros para instruirse mejor.
Todos los gendarmes que custodian al Tte.Cnel han apredido a jugar y no se conoce de alguna universidad en la que se de la práctica colectiva de este deporte-ciencia.
¡ Curiosa anécdota ! Seguramente le buscaran alguna arista para perjudicar a este soldado que se fortalece con su lealtad y honor.. Debiera observarse como un aporte a la Redención Social para un de militar chileno que lleva 25 años en prisión y que aún tiene pendiente un agobiante historial médico sin considerar por las autoridades.

Compartir