Eres tu historia, no lo que declaras Gonzalo Rojas

Eres tu historia, no lo que declaras

Por Gonzalo Rojas

El visitante que quiera militar se encuentra en la página web de RN, lógico, con una ficha a llenar. Bajo ella se lee: “Declaro conocer y aceptar los contenidos de su

Declaración de principios…”. Los nuevos postulantes podrán hacerlo respecto de la recién aprobada en Pucón, pero quienes ingresaron a ese partido entre su fundación en 1987 y el viernes pasado, ¿tienen que volver a inscribirse? Sería lo honrado, ¿no?, porque fíjense que les han cambiado los principios.

RN se entendía hasta el sábado pasado a sí mismo como un partido político “consciente del proceso de descomposición política y social que el régimen democrático chileno experimentó en las últimas décadas, cuya derivación totalitaria hizo ineludible el pronunciamiento militar de 1973″. Ese párrafo ya no está. Para el senador Alberto Espina, aquel es “un acontecimiento que divide a los chilenos” y “lo que nosotros debemos hacer hoy es poner la vista en los próximos 20 años. Cada uno puede tener su opinión, legítima, respecto del pasado”, señaló.

Pero si efectivamente el proceso anterior y posterior al 11 de septiembre divide a los chilenos, ¿no era RN justamente uno de los polos que manifestaban una de las visiones existentes y que cobijaba a parte importante de quienes sostenían una de esas dos miradas en pugna? El problema se plantea ahora para aquellos militantes del partido que aún piensan como lo hacía institucionalmente su colectividad hasta hace menos de una semana; tienen solo dos opciones: o permanecen dentro de RN negando todo lo que habían defendido -porque borrar el párrafo significa rechazar su contenido o, al menos, querer olvidar esa verdad- o se van a la independencia total, para poder seguir siendo fieles a sus convicciones.

“Esta declaración de principios no es un libro de historia”, afirmó por su parte el vicepresidente de RN y ex ministro, Luis Mayol. O sea, ¿los partidos viven en el limbo cronológico? ¿Sus militantes son seres sin historia ni sentido histórico? ¿No podrían sospechar muchos de sus miembros que lo que le interesa realmente a RN es recolocarse en la espumita de las encuestas, algo muy distinto de la neutralidad histórica y muy parecido al oportunismo de circunstancia? ¿Y la opción de irse a la UDI? No se recomienda.

Si Jaime Guzmán intervino decisivamente en la Declaración de principios de RN hoy reemplazada, los trazos de esa misma mano corren igual riesgo en el texto paralelo, el de la UDI.

La nueva dirigencia ha insinuado cambios en un sentido similar; algunos han sostenido que a la actual generación le corresponde tomar distancia de esos acontecimientos. ¿Tomar distancia es la expresión que se usa ahora para desfigurar u ocultar el pasado? ¿Qué tiene que ver la verdad histórica con el momento que a cada uno le toca vivir? Nada, excepto que sea incómodo ser consecuente con lo que los fundadores de la UDI defendieron y promovieron. Eso: si te gustaría estar en un partido con otra historia, lo coherente sería que lo buscaras en la otra vereda, que te fueras, aunque no es extraño que prefieras más bien echar a los viejos. RN te ha mostrado el camino, ¿no? ¿Se quedarán solos entonces todos los que siguen pensando que el 11 de septiembre fue la segunda independencia de Chile? No. El volumen y la calidad de los testimonios que muestran que la verdad histórica está de su parte terminarán imponiéndose. Y serán otros, aquellos que declaren ambigüedades u oculten su propio pasado personal e institucional, los que terminarán quedándose solos.

Porque no eres lo que declaras, sino lo que has hecho y haces. Y como esa supuesta coherencia está afirmada como uno de tus propios principios, te la van a cobrar.

Compartir