Recientes

Es el mensaje que quería escuchar Despierta Chile

Es el mensaje que quería escuchar

Algunos sostienen que Jorge Burgos se mostró "empoderado" al pronunciar su discurso en la

 reunión con los empresarios, organizada por Icare. Al encuentro también asistió el titular de Hacienda, Rodrigo Valdés.

Ambos ministros, en sus intervenciones, quisieron aclarar que el derecho de propiedad NO estaría en discusión, lo cual habría tranquilizado a la audiencia. De allí esa frase: "es el mensaje que quería escuchar" 

Esto, porque en un encuentro de la Confederación de la Producción y el Comercio CPC, con el mismo equipo ministerial -una cena el 01 de junio recién pasado-, el subsecretario del Interior, Mahmud Aleuy, destacó que en Chile "muchas cosas tienen que cambiar", palabras que alarmaron.

Y fue el propio Valdés, quien precisó, frente a una consulta directa de los empresarios, que los derechos de propiedad deberían ser entendidos ahora de "otra manera" incorporándoles "un componente social" en el marco de una nueva Constitución. Así lo consignó Pulso  http://www.pulso.cl/noticia/economia/economia/2015/06/7-64578-9-se-encienden-alarmas-en-empresariado-tras-alusion-a-derechos-de-propiedad-en.shtml

Ciertamente esto refrescó la memoria a varios de los allí presentes: la aplicación del concepto acuñado por la UP, el que definió la "función social del derecho de propiedad" para agrupar en la famosa área social de empresas a todas las unidades productivas robadas a sus legítimos dueños durante el trienio 70-73'

En realidad, lo dicho por Burgos y Valdés en este nuevo encuentro, no guarda mayores diferencias con los conceptos anteriormente expuestos a los miembros de la CPC; lo que varía es el lenguaje, nada más. El propósito y los objetivos siguen invariables.

En efecto. La dupla Osvaldo Andrade-Marcelo Schilling, ingresaba a trámite legislativo (11 junio), un paquete de reformas constitucionales que incluye, entre otras figuras, la de crear el cargo  de Vicepresidente de la República como Jefe de Gobierno y que disminuye el rol del Presidente, dejándolo como Jefe de Estado, tal cual sucede en las modalidades parlamentarias. 

Pero además define el derecho de propiedad, "perfeccionándolo" (dicen), tal cual propuso el famoso Programa de Bachelet, en el sentido que éste (el derecho de propiedad) "obliga y su uso debe servir al mismo tiempo al bien común"

Está clarísimo ¿no?

Compartir