Recientes

Es Lorena Fríes y el INDH Actualidad

Es Lorena Fríes y el INDH

http://simposiolibertario.blogspot.cl/

El año pasado, el ingeniero comercial, Andrés Montero escribió en el sitio El Pulso el artículo Lorena Fríes, no divida el país. En primer lugar nos revela, que el ex directora del Instituto Nacional de los Derechos Humanos (INDH) y actual subsecretaria de los derechos humanos del segundo gobierno de Bachelet, es una ciudadana suiza, que pese de venir de una familia acomodada estudió con crédito fiscal. Militante del Partido Socialista. Y que en ex cargo del mencionado Instituto recibía un sueldo de siete millones de pesos. 
   En segundo lugar, nos muestra que el Lorena Fríes tuvo un accionar sesgado, pues siempre se centro en criticar cómo actuaba Carabineros de Chile. Eso lo sabemos. Los malos para el INDH siempre serán los agentes del Estado, en este caso la policía uniformada. El ingeniero señala que carabineros es una de las instituciones respetadas por la mayoría de los chilenos, salvo por la Izquierda. Él señala una cosa importante que no se tomo en cuenta cuando se creo esa nefasta institución, a saber, que si el INDH acusa a Carabineros, éstos no pueden defenderse, ya que no son deliberantes. Así es fácil acusar a alguien que trabaja para las Fuerzas Armadas y de Orden. Desde luego, que sabemos si trata de un pirómano, un asesino o un agitador social que emplea conscientemente la violencia, no los va acusar. Andrés Montero dice lo mismo que quienes nos oponemos al Instituto Nacional de los Derechos Humanos: “En las ciudades, víctimas de la delincuencia, el INDH ha sido siempre más defensor de los derechos de los delincuentes que de las víctimas, sensación compartida por la mayoría de la población”. Más aún, van procurar que el criminal tenga el debido proceso, cosa que le ha negado a los militares presos en el gulag de Punta Peuco.
   Luego dice que Fríes se ha convertido en una persona non grata de nuevo para la mayoría de los chilenos. Valga la redundancia. Él dice al respecto: “No la quiere ni un carabinero en Chile. La gente del campo, sobre todo de la Araucanía, ha sido testigo de un discurso parcial del INDH -solo morigerado en los últimos días-, en especial en lo referido a ocupaciones ilegales y violentas dirigidas muchas veces por extranjeros y amparadas o justificadas por la izquierda”. Por cierto, él reconocer la labor liberado de las Fuerzas Armadas. Tenemos libertad, no gracias a los políticos, sino gracias a los militares: “Como estamos en un país libre, gracias a nuestras FFAA y de Orden, si usted no desea cambiar de residencia a otro país, podría entrar de lleno en la política y postular a algún cargo de elección popular, pero por favor no divida más a Chile desde el INDH”. 
   A propósito de La Araucanía, el año pasado el INDH viajo a esa región con un grupo grande personas, entre los cuales se encontraba el hijo del ex presidente Demócrata Cristiano, Patricio Aylwin, José Aylwin, quien, además es consejero de esa institución. Ese hijo con un historiador de Izquierda son los responsables del actual conflicto que hay allá o de la violencia, pues propusieron que cualquiera persona de ascendencia mapuche podía reclamar tierras, violando el derecho de propiedad. Según el sesudo informe del INDH, el conflicto que hay es un problema cultural. Es falso. Hasta el año 1990, todos éramos chilenos, luego la ex Concertación se dedico a crear ghettos. En otras palabras, a dividir. Lo más divertido en que enfatizaba que debía haber una presencia más fuerte del Estado. Estoy seguro que cuando se refería a esto último, no era por la presencia de Carabineros: “Conflicto Intercultural: Una Aproximación desde el Testimonio de Propietarios y Agricultores no Indígenas de La Araucanía” . Sin embargo, el INDH había sacado otro informe titulado “Estado de Chile y Pueblo Mapuche: Análisis de Tendencias en Materia de Violencia Estatal en la Región de La Araucanía”. En el primer encuentro con esa institución con la Multigremial de La Araucanía, que se realizo en mayo, donde estuvo Lorena Fríes , ella dijo: “Nosotros lo hemos planteado y hoy lo hemos escuchado también en los distintos actores que han venido. Hemos dicho que el Estado le ha fallado a estos territorios y le ha fallado tanto al pueblo mapuche como también a aquellas personas no mapuche que se han visto afectadas por actos de violencia”. Antes había dicho lo siguiente: “La voluntad está en poder contribuir a que se supere la situación de violencia”. Como si hubiese voluntad política de superar la violencia provocada por un grupo minoritario. 
   Después hubo otro encuentro en octubre, donde la Multigremial de esa región emplazo al nuevo director del Instituto Nacional de los Derechos Humanos, que se pronunciara sobre la violencia sobre la violencia de los terroristas y no de los agentes del Estado, como dijo el presidente de la Multigremial, Angélica Tupper : “Me gustaría que el Instituto Nacional de Derechos Humanos se acercara a hablar con la familia que fue víctima esta semana de un ataque terrorista en Vilcún, porque nuevamente se vulneró el Estado de Derecho en la región”. Le piden peras al olmo, pues sólo hay terrorismo, cuando a los afectados les llaga un paquete con bomba a la casa como le ocurrió a un socialista. 
    Igualmente, el dirigente de los Camioneros de esa región, José Villagrán, quien acuso al INDH de no acercarse a ellos: “Hasta la fecha ese instituto jamás se había interesado en conversar con nuestro gremio, tomando en cuenta que ya llevamos 196 camiones quemados, es decir 196 choferes que les ha violado el derecho a trabajar en paz”. Para la Izquierda, no considera la libertad, la vida y propiedad como derechos humanos, pues los tres son conocidos derechos de primera generación. Sin la propiedad no tenemos derecha a la vida y a la libertad. Por tanto, al INDH no le importa que le quemen los camiones, casas o u otros bienes. 
   El escritor Julio Bazán Álvarez y el historiador Sergio Villalobos han mostrado que no existe una tal cosa ‘pueblo mapuche’. Nótese que habla solamente de la violencia estatal, como si no existiera los grupo armados privados o terroristas que usan las consignas mapuches, aun cuando la mayoría sean extranjeros o huincas. Ésta última palabra se refiere a los descendientes de los españoles. Al INDH no le importa que quemen maquinaria, que entren a una propiedad privada, pues si los desalojan se estaría usando la violencia estatal. En la Araucanía no hay un conflicto cultural, pues hasta 1990 las personas que vivían esa región, incluyendo a los mapuches se los consideraban chilenos. Las tierras que les regala el Estado, luego las vende y se compran una 4x4. ¿Alguien va a tomar en serio los informes del INDH? 
   Por las mismas razones, que el INDH no se querella contra los terroristas en La Araucanía, tampoco lo hizo, por ejemplo, cuando murió un guardia quemado en Valparaíso producto de una molotov que lanzo un estudiante al edificio donde laboran los concejales. Lorena Fríes solamente dijo: “Quiero expresar mi más enérgico y rotundo rechazo a los actos violentos que hemos visto en Valparaíso. Nos parece lamentable que haya personas que bajo el pretexto de manifestarse públicamente cometan actos delictivos, esta vez con consecuencias trágicas como la muerte de un trabajador”.  Si hubiese sido un uniformado, lo hubiera se habría querellado. 
   Ahora bien, Lorena Fríes siendo ahora subsecretaria de Derechos Humanos dijo la siguiente declaración de lo más sesgada y falsa: “En Chile de hoy no se tortura, pero no de forma sistemática e institucionalizada como bajo en dictadura”. Para los zurdos todo empieza con el Gobierno Militar y en Unidad Popular no ocurrió nada. El Acuerdo de la Cámara de Diputados de Agosto de 1973 acusa el gobierno de Salvador Allende de flagelación y tortura. Antes había dicho “queda mucho por hacer por el problema de tortura, tanto en relación con el pasado que el presente”. El hombre más torturado en democracia y bajo el actual gobierno ha sido, pues, el Mayor del Ejército Álvaro Corvalán, que por seis meses estuvo en una celda aislamiento sólo porque le encontraron pertenencias personales.
  Asimismo, en esa entrevista ella menciona los tópicos típicos de la Izquierda: conflicto en la región de La Araucanía, deuda la histórica con el pueblo mapuche, el concepto de la memoria para recordar lo que le conviene a ese sector y de las llamadas ‘violaciones a los derechos humanos’, que por cierto no lo comenten los terroristas. Ella a igual que Bachelet y  la comisión para esa región  propone "establecer un diálogo sin barreras con todos los actores". ¿Qué diálogo se van entablar con unos matones, delincuentes y terroristas que son apoyados por el Gobierno de Bachelet?
   Sobre los derechos humanos dice una doble mentira, a sabiendas que ella fue la promociono la ley que castiga el crimen de lesa humanidad o genocidio, pues la ley que entro en vigor que condena esos delitos no es retroactiva: "La Justicia ha consolidado la jurisprudencia sobre lo que pasó en Chile, que fueron crímenes de lesa humanidad. Hoy día estamos cumpliendo con los estándares internacionales, pero necesitamos más verdad, saber qué sucedió con los detenidos desaparecidos". Primero, ergo, no puede acusar a los militares de crímenes de lesa humanidad. Segundo, aquí no hubo genocidio contra un grupo desarmado, aun habiendo esa ley. Tercero, no les interesa la verdad, pues un columnista de derecha escribió que la Izquierda dura jamás dirá que muchos de los detenidos desaparecidos murieron en las guerras civiles de Nicaragua y el Salvador. Según el Informe Rettig, un mirista supuestamente desaparecido estaba viviendo en Nueva York. Recientemente, supe de un caso que otro desaparecido estaba viviendo en el Perú, mientras al militar lo procesaban o condenaban por tener esa tipo secuestrado. Después de todo, pese a la caída de Allende gran parte de la Izquierda la Unidad Popular siguió con su cruzada de expandir el comunismo. Y eso significaba ir matar a otros lados como en los países centroamericanos.
   Por las palabras citadas de Lorena Fríes siendo subsecretaria de los Derechos Humanos, se desprende que mientras estuvo en la jefatura del INDH no le importo que un grupo humano se le aplicara la Ley de Amnistía, mientras a otro, no, vulnerando la igualdad ante ley. Un principio básico de una sociedad civilizada. Ni muchos menos que el año pasado, el Gobierno de Bachelet liberara a unos setecientos o más presos por diversos delitos, unos más graves que otros, y que excluyera a los ancianos presos en el gulag de Punta Peuco, como si fuesen un peligro para la sociedad. Y muchos de ellos con las dolencias y enfermedades propias de su edad. O que el único con al Alzheimer en el país se encuentra en ese penal. En cualquier país civilizado la prevaricación de los jueces es delito que se castiga. El INDH se hace el leso. Estoy seguro que el juez que lo condeno, lo juzgo con esa enfermedad. Conozco a un caso de un marinero que para el 11 de septiembre estaba en el Hospital Naval, donde llevaron al terrorista sacerdote ingles Woodward. Al marinero ya retirado lo estaban procesando por ‘haber estado ahí’ y con Alzheimer. Así de serio son los jueces llamados de ‘derechos humanos’.
   El INDH encarna la manera en la Izquierda pretende desarmar a la sociedad y negare el derecho de defenderse, ya sea una persona o de un grupo. Por eso, insisten tanto en el diálogo. Una de las peores públicas, además, del Transantiago y otras reformas de la ex Concertación.

Compartir