Estimado Patricio ... Despierta Chile

Estimado Patricio ...

Ahora acusan al senador socialista Fulvio Rossi, de cobrar el diezmo a los funcionarios que, él mismo, instaló en el gobierno.

 

La denuncia fue realizada por militantes del propio Partido Socialista, el 30 de agosto, días antes de que se conociera el contenido de uno de los correos electrónicos que el parlamentario envió a Patricio Contesse, el llamado "hombre clave" de Soquimich en el escándalo de las "platas políticas"

 

"Estimado Patricio ..." rezaba el mail de marras en el cual "de acuerdo a lo conversado ... " pedía financiamiento para 32 candidatos del oficialismo. El punto es que un porcentaje del dinero que tan generosamente entregaba SQM para las campañas electorales, simplemente no llegó a manos de los supuestos destinatarios. Seis de los candidatos se querellaron contra el senador socialista, porque según alegan, los recursos nunca los recibieron.

 

Enriquecimiento ilícito, estafa, usurpación de nombre  y negociación incompatible. Tales imputaciones se ventilarán en tribunales. Rossi al reconocer que, efectivamente pidió apoyo monetario a SQM para el listado de 32 aspirantes a un cargo de elección popular, argumentó que "todo se hizo por la vía legal" y que Servel habría canalizado la remesa. Pero la plata faltante ¿dónde quedó, a cuál bolsillo fue a dar?

 

Sabas Chahuán -siempre prudente- extendió una invitación al senador Rossi para que entregase su testimonio aclaratorio. Se le invita porque tiene fuero parlamentario, por lo tanto si él desea concurrir, lo hará, dijo el Fiscal Nacional quien cree que aparentemente, el senador del PS - que goza de licencia médica-, no habría leído el mail correspondiente. Según el abogado de Rossi, la defensa no habría recibido notificación alguna por lo tanto no se referirían al punto. Raro.

 

Pero la situación se ha complicado. Después de conocida esa "invitación", La Tercera divulgó otros correos de Rossi, y como consecuencia de todo este asunto, él pidió suspender su militancia (sus derechos como militante especificó Osvaldo Andrade); desde aquel momento salió de circulación pública y debe estar en reposo, probablemente. 

 

Muy oportuno, puesto que como se señalaba anteriormente, un grupo de representantes de la Nueva Izquierda, denunció en el Congreso de la tendencia socialista liderada por Camilo Escalona, que Fulvio Rossi cobraba el 10% del sueldo a aquellos funcionarios que instalaba en el Gobierno.

 

La Directora del FOSIS de Iquique y dirigente del PS, Sandra Astudillo, pidió pasarlo al Comité de Disciplina y Ëtica del partido, para impugnar su repostulación al Senado. Según se consigna, Astudillo se quejó del "creciente intervencionismo de Rossi en los gobiernos regionales" y que "si no estás alineado con él, él se ocupa de que te echen"

 

Y agregó la perla: "Rossi ha solicitado una retribución pecuniaria cercana al 10% del salario a los funcionarios que él ha puesto en el gobierno" ¿será posible? Pero su gabinete lo niega. Es lo usual.

 

Fulvio Rossi se encuentra en una delicada situación política pero tiene a su favor eso de ser gobiernista, porque si fuese de la Alianza -como le ocurrió a Jaime Orpis de la UDI y senador por la misma circunscripción-, estaría crucificado hace rato.

 

Pero este lunes Lagos habló en ese tono olímpico, con voz fuerte y muy golpeado. Junto con pedir "respeto" a Bachelet (ya iremos a eso), advirtió tajante que si no se aprueban las propuestas pro transparencia de la Comisión Engel y "si muchas de esas disposiciones no son aprobadas LEVANTARÉ MI VOZ PARA PROTESTAR, porque lo que está en juego son las instituciones políticas, que recuperen la legitimidad que han perdido"

 

¡Levantaré mi voz! 

 

Lagos debiera recordar que esta crisis institucional y el respeto a los políticos Michelle Bachelet incluida, se perdió, justamente, con el escándalo Caval donde el hijo de la mandataria es el protagonista y ella, se limitó a expresar que se había enterado por la prensa del caso que estremece a Chile. 

 

El 72% de desaprobación que hoy recibe, apenas a un año y medio de asumir el más alto cargo de la República, es precisamente porque se le faltó el respeto al país. Y que, en todo caso, es la propia Nueva Mayoría, la que le falta el respeto a quien nunca debió perderlo, precisamente para cuidar la institucionalidad y el prestigio de la Nación.  

Compartir