Hasta el último día Despierta Chile

Hasta el último día

"Hasta el último día"

 
Fernando Villegas lo dijo: "Parece que las huelgas de hambre convierten a los cómplices de crímenes en mártires de una causa" ... horas más tarde Francisca Linconao, después de 14 días de ayuno, cumplía su objetivo: la Corte de Apelaciones de Temuco, acogiendo un recurso de amparo de la defensa, modificó su anterior resolución (prisión preventiva) y decretó su arresto domiciliario total con arraigo nacional.
 
El tribunal fue sometido a enormes presiones políticas: diputadas del Partido Comunista, fueron a entregarle su apoyo al Hospital Intercultural de Nueva Imperial. El propio intendente regional de La Araucanía, Miguel Hernández visitó a la machi, desconociendo el hecho de que el gobierno al cual él representa en la zona, es parte querellante en el juicio por el atroz asesinato del matrimonio Luchsinger-MacKay.(4 enero 2013).
 
Obviamente Camila Vallejo y Karol Cariola afirmaron que se estarían desconociendo derechos fundamentales de la machi. Por supuesto, tales afirmaciones no nacen del desconocimiento de que Francisca Linconao está sometida a proceso en un juicio que al parecer se prolongará por años, dadas la presión y el propio temor de los jueces y por las dilaciones, reparos y objeciones que opone la defensa.
 
Tanto Vallejo como Cariola saben que Francisca Linconao está implicada en el crimen del matrimonio Luchsinger-MacKay. El testimonio del mapuche José Manuel Peralino, la incrimina, puesto que tal atrocidad fue planificada en su casa y ella misma concurrió al lugar xde los hechos, a bordo de uno de los tres vehículos en que se movilizó el grupo de terroristas. Pero el PC ordenó a sus huestes jugársela por Linconao y, una vez más, tal cual ha quedado en evidencia durante todo el período presidencial de Bachelet, lograron imponer su objetivo. Así Guillermo Teillier llegó a expresar, en una burlesca declaración que: "no podemos inmiscuirnos en decisiones de la justicia pero si pedir que la machi cumpla pena en su casa..."
 
Más de alguien se preguntará ¿y qué pasa entonces con los presos políticos militares"
 
Nada: porque los partidos oficialistas y el propio gobierno se niegan a aplicar alguna política humanitaria. Lo dijo con toda claridad, el actual presidente del PPD Gonzalo Navarrete: " .. tienen que cumplir su condena hasta el último de los días" y no apoyarán medidas que mitiguen la situación de ancianos militares y/o enfermos terminales como los de Punta Peuco. Según ellos, no hubo disposición de ninguno de los socios de la coalición de gobierno para aliviar esta situación porque se trataría de reos condenados por delitos de lesa humanidad, tipificación que no existió en nuestra legislación, sino hasta 2009. 
 
"Nadie puede ser condenado por un delito sino en virtud de una ley dictada con anterioridad a su perpetración" y ésta ley NO existía hace cuatro décadas.
 
Pero aún así, el Ministerio de Justicia, ni siquiera da cumplimiento a los dispuesto por la propia Corte de Apelaciones de Santiago; es el caso del oficial de la Armada Víctor Donoso Barrera, quien cumplió su condena en septiembre de 2015 y al 3 de enero, el Ministerio de Justicia, permanecía en silencio negando la excarcelación al capitán de la Marina. La misma cartera desconoció una resolución de la mismísima Corte Suprema que al acoger un recurso de amparo en favor del teniente coronel Álvaro Corbalán, dispuso su regreso inmediato desde la Cárcel de Alta Seguridad CAS, al recinto de Punta Peuco. Porque el castigo de 60 días se transformó, atropellando todas las garantías, en uno que se prolongó por un año y un mes. Por 37 días hizo oídos sordos y solo el 1 de enero de 2017, Corbalán Castilla volvió al lugar donde debe cumplir condena.
 
Una suma de ilegalidades, de atropellos ¿por qué? porque quienes cumplieron órdenes del mando superior, deberán permanecer " .. hasta el último día" de sus vidas, en prisión ¿y sus derechos humanos? Bueno, todos los terroristas que las FF.AA y de Orden neutralizaron en su momento, gozan de libertad, de indultos, y de genrosas pensiones con toda clase de ayudas del Estado. En cambio los militares, aquellos que salvaron a Chile, seguirán en prisión " ... hasta el último día"

Compartir