Hostilidad inaceptable Despierta Chile

Hostilidad inaceptable

El creciente deterioro de las relaciones con Perú, responde a una voluntad política claramente hostil, la cual no encuentra una respuesta clara en su contraparte chilena.

Este clima enrarecido, desencadenado por la tramitación y promulgación del decreto que crea el distrito Las Yaradas-Los Palos en Tacna, y al cual se le asigna una porción de territorio de indiscutible soberanía chilena, provocó que los embajadores de Chile y Perú, estén en sus respectivos países. Esperan que los inquietantes signos cedan, dando lugar a algún tipo de entendimiento en un ambiente más pacífico. Dicen.

A juicio del analista Guillermo Holzmann "en estas condiciones es imposible una negociación" dado que "es menester que Perú congele ese decreto" y consecuentemente que, al menos no lo implemente.

Sin embargo, la presencia de militares peruanos armados, junto al Hito 1, apunta a lo contrario: que Lima se apronta a proceder en esa indeseable dirección. De allí que el Ministerio de Defensa de Chile haya expresado que "vamos a preocuparnos de que el territorio nacional sea resguardado"

Es lo que corresponde. Pero, la violación de los acuerdos establecidos entre los Ejércitos de Chile y Perú de avisar con anticipación sobre cualquier movimiento de efectivos a menos de 100 metros del Hito 1 ya fue desconocido. Ollanta Humala, a la vez, rechazó que uniformados de su país, hubiesen estado en aquel lugar. Sin embargo, prontamente quedó en evidencia que Perú mintió. Las imágenes proporcionadas por Carabineros así lo comprueban.

Este camino, donde Lima utiliza todo tipo de falacias, Chile no puede transitarlo porque no está en su tradición ni en su experiencia. Simplemente no procedemos de esa forma ni bajo tales modalidades.

Ejemplifica esta mala voluntad y enemistad secular, la conducta del ex embajador de Lima en La Paz, Manuel Rodríguez Cuadros, quien al presentar sus cartas credenciales declaró "ha reafirmado al presidente Morales el pleno respaldo de Perú a la justa demanda de salida al mar de Bolivia"

Rodríguez Cuadros -un enemigo de Chile-, identificado con el ala dura (halcones) de la Cancillería peruana, dedicó posteriormente sus esfuerzos a recomponer las relaciones bilaterales por los desencuentros de Evo con Alan García. Rodríguez Cuadros, fue más allá y persuadió a Morales a Carlos Mesa y otros dirigentes bolivianos de que demandar a Chile por los "derechos expectaticios" era la fórmula perfecta para conseguir su objetivo histórico.

Una doble y triple faz la que exhibe la diplomacia peruana. El que Ollanta Humala niegue la presencia de uniformados, contraviniendo el protocolo firmado con Chile, es parte de esta conducta insana.

En este terreno, las herramientas a disposición de La Moneda, no parecen ser muchas. Además se revelan inefectivas. Pero, en especial porque el gobierno de Michelle Bachelet no demuestra una actitud enérgica y firme frente a los avances de Perú en esta materia.

Es evidente que cuatro notas de protesta no agregan cosa alguna, excepto establecer que para Chile, el decreto de Las Yaradas-Los Palos es inoponible, que jurídicamente para nuestro país, es nulo.

El Canciller Heraldo Muñóz, ha declarado que Chile "no será tímido" al resguardar la soberanía territorial con Perú. En consecuencia, bien haría nuestro ministro de RR.EE en aclarar por qué razón en el Presupuesto Nacional de 2015, año del litigio con Bolivia y Perú en fase amenazante para regresar a La Haya, la partida para la Dirección de Fronteras y Límites DIFROL ... DISMINUYÓ 37% y por qué fue la única división -clave por lo demás-, que mostró una alarmante baja en sus recursos.

Al respecto el diputado del PDC Jorge Sabag, presidente de la Comisión de Relaciones Exteriores de la Cámara, declaró que "en la época de Pinochet las relaciones exteriores eran el 1,1% del Presupuesto General y ahora estamos en la mitad"

Para Sabag esto obedece a "una negligencia del Gobierno. Precisamente este olvido hace que enfrentemos problemas con Perú, Bolivia, Argentina. Nos aislamos. En la época de Pinochet las relaciones exteriores eran el 1,1% del Presupuesto General y ahora estamos en la mitad"

 ¿Así se defiende a Chile?

Compartir