Recientes

Intolerable Actualidad

Intolerable

CORTE SUPREMA REPRENDE A GENDARMERÍA POR ABUSOS COMETIDOS CONTRA UNO DE LOS PRESOS POLÍTICOS MILITARES DE PUNTA PEUCO

El capitán de carabineros en condición de retiro, Marcelo Castro

Mendoza, uno de los presos políticos de Punta Peuco, y pese a

su condición de ciego producto de la diabetes que padece y
amputado de un pie por el mismo mal, no titubeó ni temió
enfrentarse con el mando de Gendarmería que violentaba sus
derechos y, en su caso, abusaba.

Desde comienzos del pasado año, que el oficial de carabineros

estaba entablado en una querella judicial con el alcaide del

penal.

Ninguna de las canalladas y presiones que sufrió logró

amilanarlo y llegó con su reclamo a la propia Corte Suprema, la

cual ahora en fallo inapelable le dio la razón y reprendió con

severidad al alcaide de Punta Peuco.

En la sentencia, la Corte Suprema instruye a Gendarmería en el

sentido que – no por el hecho de ser el capitán Castro una

persona ciega, amputada de un pie, que sufre de diabetes y

requiere ser dializada tres veces por semana- puede ser objeto

de la discriminación que ha sufrido en esa cárcel por parte de los

funcionarios públicos (Gendarmes).

Ordena la Suprema al alcaide de ese penal que debe tomar todas

las medidas para que el capitán Castro sea trasladado, a sus

controles médicos o a sus sesiones de diálisis, en un vehículo

que ofrezca seguridad y protección para él, y no mandarlo como

lo hacían, como si fuera un saco de papas, porque eso significa

“someterlo a un trato gravoso que es inaceptable’’.

Esta sentencia es particularmente importante y establece un

precedente en el sentido que los derechos humanos no sólo del

capitán Castro, sino de todos los presos de Punta Peuco y del

país deben ser respetados.

El fallo señala de modo meridiano que esos derechos humanos

no se estaban cumpliendo en Punta Peuco y responsabiliza de

esto al mando, es decir, a su alcaide.

Compartir