La carga ideológica Despierta Chile

La carga ideológica

 

 
En su edición de este miércoles (9) el diario La Tercera informa del presunto cierre del penal de Punta Peuco -previsto para septiembre-, citando fuentes extraoficiales de gobierno, las que indicaron que tal decisión la estarían trabajando "casi todos" los ministerios. Esas mismas fuentes habrían destacado que se eligió septiembre -tal vez el 11 o 18 del mismo mes-, por la alta "carga simbólica" que significa. Sin embargo, no estaría definido cuándo oficializar tal medida, que requiere de la firma de un Decreto Presidencial al igual que en 2013, cuando Piñera cerró el recinto Cordillera, trasladando desde allí a Punta Peuco a una decena de militares. El general (r) Odlanier Mena frente a semejante ignominia, resolvió poner fin a sus días y se suicidó.
 
El general Mena, estaba plenamente consciente de que tanto la distancia que media entre la cárcel de Til Til y el centro hospitalario institucional, le impediría recibir una atención médica adecuada para el tratamiento de sus múltiples enfermedades. Punta Peuco no dispone de ambulancias y cualquier condenado, es trasladado en los mismos carros celulares que Gendarmería utiliza para que los reos comparezcan ante el juez, cuando ellos reciben alguna citación. Así tardan unas dos horas en recorrer cerca de 45 km a Santiago, en un vehículo inapropiado para un enfermos octogenarios o septuagenarios cancerosos, diabéticos, cardiópatas, etc. Es lo que quiso evitar el general Mena: el destino que sufren 130 presos políticos militares, que además viven con esta amenaza constante del cierre de Punta Peuco y su traslado a Colina I cárcel para presos comunes, la que además no podría albergar a esta totalidad de internos. Los "módulos" que allí se levantaron, ya tienen una población cercana a las 32 personas y su capacidad teórica es de 125.
 
En consecuencia si el pretexto es "hacinamiento" Colina no podría recibir 155. Si es por conservar su "integridad" o velar por la "seguridad" menos. Y peor cuando se trata de ancianos, varios de ellos con enfermedades terminales. El presunto cierre de Punta Peuco, convenientemente agitado en plena campaña electoral, algún dividendo rendirá a Palacio. Obliga a ciertas definiciones y a que los candidatos expresen con claridad sus respectivas posiciones. Hasta el momento los parlamentarios de Renovación Nacional han guardado silencio. En tanto, Gustavo Hasbún e Ignacio Urrutia de la UDI, comparten que en esto existe "una inhumanidad tremenda porque ese ánimo de venganza (...) es una violación de DDHH que ellos tanto han protegido..." declaró Hasbún.
 
Prosiguió señalando que "estamos hablando de personas que están en situaciones terminales, que obviamente necesitan un tratamiento distinto (...) siguen pensando con un ánimo de venganza, eso le hace un tremendo daño a Chile" concluyó Hasbún, quien atribuyó esta conducta a la carga ideológica tan propia de esta administración.
 
En tanto Ignacio Urrutia llamó la atención de que allí (en Punta Peuco) " ... hay personas que sí son inocentes (...) a comienzos de los años 90 cerca de 9 mil terroristas de izquierda fueron indultados y aquí tenemos una gran cantidad de personas que, además, de ser inocentes algunos, otros de avanzada edad, están con enfermedades terminales y de acuerdo con la Convención Interamericana para los Adultos Mayores que fue aprobada por este Congreso debieran estar cumpliendo la reclusión en su domicilio" apuntó Urrutia.
 
Claro que eso no lo harán. Si niegan los indultos por razones humanitarias, donde existe sobrada acreditación, evidencia y certificación médica en favor de los presos políticos militares, difícilmente se avendrán a permitir tal medida de llevarlos a sus casas. 
 
Aún cuando la vocera de gobierno Paula Narváez declinó entregar una fecha, lo que se hará "cuando corresponda",  sí reconoció que se "trabaja seriamente en esto". 
 
Queda pendiente aclarar por qué La Tercera en su crónica, luego de subrayar los conceptos entregados por el Comandante en Jefe del Ejército, general Humberto Oviedo, en la tradicional ceremonia del Juramento a la Bandera, destaca que hay "molestia" en la Institución ... una apreciación que debieran, a lo menos, suplementar. 

Compartir