La demonización comunista del Lucro Archivos No Usar

La demonización comunista del Lucro

Por Patricio Amigo

El principio fundamental del socialismo marxista-leninista, que reza:  “de cada uno según su capacidad y a cada uno según su necesidad”   dejó de existir en el mundo, porque llevaba en su ADN el germen de su destrucción.

En Rusia y en China, los multi-archi millonarios que disfrutan del libre mercado, se ríen o simplemente les da pena por lo que pasa en Cuba o Venezuela.

Y es que los líderes de países que siguen predicando el trasnochado principio de la igualdad socio-económica no tienen espaldas. Tampoco tienen inteligencia ni recursos para generar Poder Estatal, con la explotación laboral de sus pueblos. Entonces, la inmensa utilidad del trabajo sin incentivos va a parar a las alforjas de los líderes. Y sus pueblos se conforman con la protección de salud, la alimentación como “necesidad satisfecha” y la mañosa y sectaria educación estatista.

¡Ni pensar en lujos como la ropa, el mobiliario, la movilización particular. No. Nada de sacar provecho. “De cada uno según su capacidad y a cada uno según su necesidad”, y punto.

Hoy, dejémonos de leseras, el contumaz principio de la igualdad socio-económica, sobrevive sólo en Cuba y trata de imponerse, con la ayuda del petróleo venezolano, en Argentina, Bolivia, Uruguay y …Pero, sin imaginación.

En CHILE, los comunistas son más creativos. Aquí, donde el trasnochado marxismo-leninista ya fue despreciado, cuando se presentó como Unidad Popular y derrotado, cuando pretendió imponerse con la violencia terrorista, los comunistas, al amparo de la “simpatía del bacheletismo” y con la insolente ingenuidad del estudiantado huelguista, están asomándose con la máscara semántica de EL LUCRO. Una fanfarrona caricatura del abusivo principio de “a cada uno según su necesidad”.

Porque, ¿qué es REALMENTE el lucro?

En nuestro idioma, el termino LUCRO no tiene nada de diabólico ni escandaloso. Ni siquiera tiene una pisca de maldad. Más bien, el LUCRO es lo que se desea conseguir u obtener. Y lucrar es sacar provecho de algo. El cirujano lucra con el buen resultado de su cirugía y, también, naturalmente, con los honorarios. El almacenero lucra con la venta de todas y cada una de sus menestras y el pastor religioso lucra con la subordinación de sus fieles, que comulgan con su doctrina.

En fin, en la máxima corrección semántica, LUCRAR es sacar provecho y sacar provecho es progresar. Definitivamente, lucrar es progresar, sacar provecho, ganar, avanzar SUPERARSE.

Y los comunistas odian la superación. Todos hablan con el mismo estilo. Está intrínsecamente prohibido el lenguaje con brillo. No se permite el lucro idiomático.

Compartir