¿Las instituciones funcionan? Actualidad

¿Las instituciones funcionan?

 

 

El primer día de julio de 2016 debería haber abandonado el Penal de Punta Peuco, con libertad total, el capitán de Carabineros ® don Oscar Sepúlveda Tapia. Sin embargo aún sigue preso en forma totalmente ilegal.

Su caso es una vergüenza para el Poder Judicial del país.

El capitán Sepúlveda, el pasado siglo, cumpliendo órdenes detuvo en la provincia de Ñuble a un conocido militante comunista, a quien entregó vivo y en perfectas condiciones en su Institución.

El siguió en lo suyo y se olvidó del asunto. Pasaron más de 20 años cuando lo comenzaron a molestar por el detenido. El cargo era que él lo había secuestrado y que la víctima estaba desaparecida.

En vano dijo reiteradamente que él lo entregó vivo en su Unidad y Carabineros, como tal, sostenía que estuvo unos días preso, y quedó enseguida en libertad.

Esto fue en 1973, hace 42 años.

Finalmente el capitán Oscar Sepúlveda fue condenado por secuestro a cinco años y 1 día de cárcel. Ya lleva en total 30 meses preso.

Pero a comienzos de este año se supo la verdad. El comunista ayudado por su familia - los mismos que presentaron la querella contra Sepúlveda, junto a otros comunistas - y a personal de la Vicaría de la Solidaridad de la Iglesia Católica, sacaron al comunista clandestinamente del país, a fines de 1973.

La Iglesia reconoció su ayuda y entregó antecedentes de que el “secuestrado’’ vive perfectamente en Perú.

La justicia, 40 años después, inició una nueva pesquisa para establecer si lo nuevo era efectivo. Y así fue.

A fines del pasado mes de junio, la Corte Suprema de Chile ordenó la inmediata libertad del capitán Sepúlveda y dispuso que el Estado le pague una indemnización por todo el tiempo que estuvo preso indebidamente.

Pero como la justicia es lenta, han pasado 37 días desde que se dio la orden de liberarlo, pero el “cúmplase’’ aún no llega a Punta Peuco y sigue preso.

Felizmente en Chile “las instituciones funcionan’’ como acostumbraba decir el Presidente Lagos.

En tanto, 122 prisioneros políticos militares permanecen en Punta Peuco en condiciones muy adversas porque el penal esta full de su capacidad.

 

Compartir