Las ventosas del populismo Patricio Amigo

Las ventosas del populismo

por Patricio Amigo

 

 

Sin el apoyo financiero de las desaparecidas URSS y de la derrumbada RDA, los comunistas han puesto toda su creatividad y energía a los acuerdos del Foro de Sao Paulo: diabólico engendro del llamado “populismo”. 

La estrategia de este programa es muy variada, pero estimo que está basada en mañoso conceptos inspiradores de las acciones puestas en marcha. Estos conceptos están encabezados por:

 

LA IGUALDAD: sustantivo femenino de interpretación etérea, inexistente en la naturaleza, salvo en un sentido moral, expresión semejante en lo vago y sutil. 

La igualdad no existe entre los animales, ni entre los vegetales y menos entre los humanos, especie perfeccionada, precisamente, por la competencia individual, creadora del progreso. 

En su fracasada ideología marxista-leninista, los comunistas predicaban la igualdad económica y social, estableciéndola como un principio que reconoce la equiparación de todos los ciudadanos en derechos y obligaciones. Así consiguieron generar un Estado poderoso, una clase dirigente enriquecida y un pueblo que, super explotado, dijo ¡basta! y nacieron varios países capitalistas y una República China: líder del libre mercado. Una caricatura de ese sistema comunista existe en 2 tiranías hereditarias: Cuba y Corea del Norte. En Latinoamérica sobreviven unos fantasmas en Venezuela, Colombia y otros países, pero es en Chile donde los comunistas han logrado un rol más peligroso. Porque Chile era un país líder mundial. Y los comunistas han desplegado su tenacidad y disciplina en el Gobierno, en el parlamento, en la justicia y en los escenarios urbanos y rurales. 

 

Los comunistas deforman los DD.HH., alterando la esencia misma de estos sagrados principios internacionales y los unen al sutil concepto de IGUALDAD. 

Predicando ilusiones igualitarias y DD.HH. desfigurados, los comunistas atrapan a las masas y cautivan emocionalmente a ingenuos intelectuales y gente egoísta que no participa en la defensa del sistema democrático. 

 

IGUALDAD y DD.HH. deformados son las ruedas del carro en el que los populistas distribuyen sus dádivas: “asistencialismo a todo dar”:contratos en servicios públicos para sembrar votos, promesas de reformas sociales y económicas, jubilaciones sin aportes y “jubilazos” como el de Gendarmería; legislación especial para minorías, creación de imagen de enemigos inexistentes, desprestigio de las FF.AA. y Carabineros y fomento de la inseguridad, aparentando ser la única opción de Gobierno. En fin, aumento de grupúsculos gritones y afines a cambiarlo todo. 

Toda esta maquinación fue urdida en el Foro de Sao Paulo por los comunistas cubanos. Venezuela, Nicaragua y Colombia ya hicieron su tarea. Los comunistas chilenos están haciendo lo suyo porque no están dispuestos a perder, por segunda vez, el poder ganado en las urnas

Compartir