Los patriotas están en Punta Peuco Despierta Chile

Los patriotas están en Punta Peuco

El diputado Ignacio Urrutia Bonilla (UDI) se opuso a la aprobación del bono de UN MILLÓN de pesos para cada una de las 36.431 personas que se consideran presos políticos o torturados.

 

El proyecto de ley pasó al Senado con los votos favorables de 54 diputados, 24 abstenciones y UN voto en contra: el de Ignacio Urrutia. 

 

Este nuevo bono, significará para el erario nacional un gasto de $ 33.661 millones de pesos que se repartirá amigablemente entre los 29.910 "beneficiarios" que restan de la nómina inicial de 38.635 que figuraban en el listado de las Comisiones Valech 1 y 2. Se agregan 6.521 viudas. Los titulares recibirán un millón de pesos y estas últimas $ 600.000; supuestamente, estos dineros permitirían acortar la diferencia con otros que reciben mayores beneficios del Estado (¿exonerados y falsos exonerados?)

 

Para el diputado Urrutia, esto se trata de un "aguinaldo de Fiestas Patrias" el que será recibido por terroristas, asesinos y delincuentes y responde solo a la baja popularidad de Bachelet quien trata de repuntar en las encuestas con recursos de quienes si trabajan y pagan además, impuestos.

 

Urrutia apuntó que "lo recibe mucha gente que lo merece" pero hay otros que "se declaran combatientes, se declara cualquier cosa como si fueran grandes patriotas de este país, CUANDO LOS VERDADEROS PATRIOTAS, SON LOS QUE NO RECIBEN ESTO, SON LOS QUE ESTÁN EN PUNTA PEUCO. Los verdaderos patriotas, los que salvaron a Chile de la dictadura marxista, AHÍ ESTÁN EN PUNTA PEUCO, MAL CONDENADOS LA MAYORÍA DE ELLOS"

 

"LOS PATRIOTAS DE PUNTA PEUCO ... ELLOS PRECISAMENTE SON LOS QUE DEBERÍAN SER HOMENAJEADOS ... " exclamó el diputado Ignacio Urrutia.

 

Al menos una voz viril, que nos reconcilia con algunos políticos que no olvidan ni guardan silencio cobarde ante quienes reescriben la historia y se reparten los fondos públicos como en un festín.

 

Punta Peuco: con 104 presos políticos militares y cuyo destino como centro penitenciario está sujeto a la graciosa decisión presidencial. A todo esto la campaña emprendida por las juventudes de los partidos de la Nueva Mayoría que pedían respaldar su petición de clausurar dicho penal, reunieron apenas 2.500 firmas. Para saldar este bochornoso fracaso, una decena de muchachos llegó a la sede del Ejecutivo para entregar los folios con esta reducida cantidad de adhesiones. Signo de los tiempos.

Compartir