Los que iluminan Gonzalo Rojas

Los que iluminan

VivaChile.org Gonzalo Rojas

Para organizar una nueva iniciativa política en Chile, que recoja y proyecte lo mejor del pensamiento conservador, hay que tener presentes a las figuras más importantes de esa tendencia. O sea, no se puede dejar de conocer qué han aportado Diego Portales, Manuel Montt, Manuel José Yrarrázaval, Jorge Prat, Jorge Alessandri, Mario Góngora, Jaime Guzmán, Jaime Eyzaguirre y Gonzalo Vial, entre otros.

Durante varias semanas trataremos algunos de los aportes perfectamente vigentes de cada uno de ellos, para que el proyecto en construcción se afirme sobre las más sólidas tradiciones intelectuales de la patria.

Portales, en primer lugar.

Don Diego es piedra angular en muchas cosas y, al mismo tiempo, figura de contraste en otras. No es un pequeño dios, sino un gran hombre, lleno de genialidades y plagado de defectos.

Aprovechemos lo mejor.

Y lo mejor está, por una parte, en su sentido de la realidad. Portales tenía un profundo conocimiento de la naturaleza humana –por cierto de la suya propia, llena de defectos– y por eso buscó siempre modos de gobierno y legislación que fuesen consecuentes con lo precario que hay en cada persona, con la debilidad humana. Si el proyecto conservador debe asentarse en una base sólida, este es el primer cimiento: los humanos somos poca cosa, no hay que llenarse de ilusiones vanas.

A continuación, su fuerte exigencia a todos los que se proponen dedicarse a gobernar y legislar para esos seres débiles que somos las personas comunes y corrientes. Los que se lancen a la aventura política deben esforzarse de modo supremo por servir, por ser honestos, trabajadores, enérgicos, desprendidos. No es poco. Es casi, demasiado. Por eso, la ley debe ser exigente, sancionadora de las faltas.

Y, por último, su advertencia sobre los peligros que alteran el orden, la estabilidad. Son peligros que vienen de dentro, desde nosotros mismos, pero sobre todo, proceden desde aquellos individuos que han hecho de sus vidas un servicio del mal: los malos, los llama. Hoy los nombres sobran para los promotores del odio.

A Portales le debemos tantas consolidaciones en un momento de vacilaciones. Hoy realidad, exigencia y orden son tres pilares sobre los que diseñar instituciones y políticas concretas para salir de la crisis nacional.

Compartir