Luchsinger-MacKay Actualidad

Luchsinger-MacKay

Luchsinger-MacKay

 
 
Tras el fallo que absolvió a los 11 acusados por el asesinato del matrimonio Luchsinger-MacKay, es necesario analizar qué está fallando en nuestra institucionalidad que no se ha logrado una sentencia condenatoria en este crimen.
 
El primer responsable es el Gobierno, y particularmente el Ministerio del Interior y Seguridad Pública. El modo cómo se actuó en el caso no resiste mayor análisis, a pesar de que el Ministerio del Interior era querellante en la causa, la forma en que se abogó por la reducción de las medidas cautelares de los imputados, incluso con la oposición de la Fiscalía y de los familiares merece una explicación.
 
Por otro lado, no deja de sorprender que todas las herramientas investigativas, operativas y judiciales no hayan sido suficientes para que el Ministerio Público obtuviese una sentencia condenatoria. ¿Cómo entender que el crimen de mayor gravedad, desde el inicio de los atentados perpetrados por la Coordinadora Arauco Malleco, sigue en la impunidad y la Fiscalía no sea capaz de probar la participación de los autores? ¿Alguien duda de que el crimen no fue perpetrado con motivaciones muy distintas a un delito común?
 
Es difícil entender que, a pesar de que durante los últimos 4 años se han cometido más de 700 atentados incendiarios, sigamos discutiendo si existe terrorismo en La Araucanía. Incluso cuando el propio ministro del Interior, Mario Fernández, lo reconoció en su interpelación realizada en enero pasado. Pese a ello, la causa símbolo del terrorismo -matar y quemar a un matrimonio sin siquiera robarles sus enseres personales- no logra ser probada por el aparato estatal.
 
Esta sentencia constata de manera irrefutable que para un grupo de personas que viven en La Araucanía no existe justicia ni estado de derecho. De no ser anulado este fallo -objetivo perseguido por el fiscal nacional- el Ministerio Público quedará gravemente en entredicho, por su incapacidad de probar la participación en un hecho con connotaciones evidentemente terroristas.
 
 
 
Carlos Oyarzún
 
Área Jurídica  Fundación Jaime Guzmán
 
 
Cartas al director diario La Segunda, página 10, jueves 30 de noviembre de 2017

Compartir