Recientes

Mañana serán muertos Despierta Chile

Mañana serán muertos

Mañana serán muertos

 

La mañana de este miércoles 2 de marzo, en Tirúa (Arauco) una caravana de quince camiones forestales, con resguardo policial, fue atacada por encapuchados. Estos, destruyeron dos máquinas y dejaron otras cuatro con serios daños. La esposa de uno de los conductores de la empresa contratista de Forestal Arauco, identificada como María Noelia Barrera Martínez (20) resultó herida.

 

La mujer del trabajador recibió nada menos que 30 impactos de perdigones en su cuerpo. Fue atendida en el Hospital de Cañete, donde fue estabilizada para derivarla, posteriormente, al centro asistencial de Curanilahue. 

 

Heriberto López, presidente de la Federación Nacional de Sindicatos del Transporte Forestal, declaró que estos hechos de violencia se deben a la pasividad del gobierno manifestando que existe fundado temor. Y que los heridos de hoy, podrían ser los muertos mañana. Indicó además que mientras el Ejecutivo no endurezca su posición, estas situaciones aumentarán en gravedad.

 

A la vez creen insuficiente la dotación de Carabineros destinada a escoltar las caravanas de camiones, Lo cual quedó en evidencia en este ataque desafiante a la fuerza pública realizado a plena luz del día con un nivel de organización notable de los grupos extremistas, los que además derribaron árboles para cortar la ruta e impedir el seguimiento.

 

Como estila La Moneda, se entablarán inconducentes querellas contra quienes resulten responsables. Todo lo cual quedará archivado en el escritorio de algún Fiscal. Lo real es que en Lanco (Región de Los Ríos) la libertad de trabajo es prácticamente inexistente.

 

Esto producto de la oleada de ataques incendiarios in crescendo que se registran desde hace años.  El ataque en Tirúa es el undécimo de mayor violencia, solo en el transcurso de 2016. 

 

El 1 de enero, la CAM se adjudicó el incendio de cinco cabañas del sindicato de trabajadores del Banco Edwards en Lican Ray, Villarrica.

 

El 6 de enero seis máquinas, una torre de vgilancia y tres hectáreas de bosque de la Forestal Mininco, fueron incendiadas por un grupo de encapuchados armados.

 

Luego el 9 de enero, en el Fundo Baltimore, Collipulli, un campamento de Forestal Arauco fue quemado por una banda de diez encapuchados. El día 13 del mismo mes tres ataques simultáneos destruyeron vehículos en Contulmo y Cañete, Arauco. Dos días después (15) otra decena de encapuchados armados quema un camión y cinco cabañas de un campamento forestal en Traiguén.

 

El 24, los atentados comprenden tres regiones; en el Biobío destruyen un casino, dos bodegas y dos cabañas en Santa Bárbara; en la IX Región queman un camión grúa y en Los Ríos pasto almacenado en Lanco. El 28 de enero: Lanco, una patrulla de Carabineros es atacada con perdigones. Destruyen tres máquinas, dos camionetas y un furgón en el Fundo Lo Suárez de Forestal Arauco.

 

Cinco de febrero en Tirúa con intervalo de 20 minutos, un grupo de encapuchados ataca dos buses con trabajadores forestales, Quemaron ambos transportes. El 9 de febrero, nuevamente el fundo Lo Suárez es el objetivo: un nuevo ataque deja daños a la empresa contratista por $ 210 millones, cuando los terroristas incendian dos máquinas: un cargador frontal y una máquina destinada a la extracción de árboles. 

 

Luego el 25 de febrero, seis máquinas y tres camiones destruidos en el fundo Aedo, también en Lanco. Aquí el Ejecutivo también anunció querella (?).

 

¿Qué visualizan los políticos? José Manuel Edwards sostiene que "la principal responsabilidad recae en el Gobierno que no ha tenido la capacidad de avanzar. Ha tratado de esconder el conflicto debajo de la alfombra, llamando incluso delitos comunes a actos que evidentemente son terroristas"

 

¿Mañana serán muertos? Sin duda. Es lo que pasó al matrimonio Luchsinger - MacKay, quemados vivos por un grupo indeterminado de sujetos armados y donde solo uno de los responsables, Celestino Córdova, supusto machi, capturado herido a menos de dos kilómetros de la casa, fue condenado por el Tribunal, en un aislado caso de mínima justicia. 

Compartir