Mártires del terrorismo Diciembre Archivos No Usar

Mártires del terrorismo Diciembre

En esta edición de Diciembre, recordamos con toda solemnidad un hecho terrorista ocurrido a fines de Diciembre de 1983 y que inmoló a dos funcionarios de Carabineros de Chile, que también se suman a la larga lista de mártires de las Fuerzas Armadas de Orden y Seguridad, a manos de

delincuentes subversivos.

“Despierta Chile” rinde su homenaje y postrer tributo a estos integrantes de Carabineros de Chile, que inmolaron sus vidas cumpliendo con su deber:

Sargento 2º MANUEL JESÚS VALENZUELA LOYOLA (Q.E.P.D.).

Carabinero FRANCISCO JAVIER PÉREZ BRITO (Q.E.P.D.).

Asesinados por una acción terrorista, realizada el 28 de Diciembre de 1983.

Antecedentes

FRANCISCO JAVIER PÉREZ BRITO, de 27 años de edad, Carabinero que se desempeñaba como estafeta de la 21ª Comisaría de Estación Central, fue muerto por terroristas el 28 de Diciembre de 1983,  cuando se dirigía a dejar correspondencia a la Prefectura  Santiago Occidente. Al descender del bus que lo conducía, en la esquina de las calles Teniente Cruz y General Bonilla, fue atacado sorpresivamente por dos individuos. Estos le dispararon por la espalda, dejándolo herido de gravedad; luego le robaron su arma de servicio, dándose a la fuga. La víctima falleció en el Hospital de la institución.

El informe de autopsia practicado concluye que la causa de muerte fue traumatismo tóraco abdominal por balas.
MANUEL JESÚS VALENZUELA LOYOLA, de 45 años de edad, Sargento 2º de Carabineros, de la dotación de la 3ª Comisaría de Santiago, fue asesinado por terroristas en momentos que cumplía funciones de vigilancia en la población de Carabineros ubicada en calle Herrera, entre Rosas y Santo Domingo. No obstante haber alcanzado a repeler el ataque, el suboficial quedó herido de gravedad, falleciendo en la madrugada del día siguiente en el Hospital institucional. En el hecho quedó herido su compañero de funciones. El informe de autopsia practicado señala que la causa de muerte fue por traumatismo tóraco abdominal por balas.

La Comisión Nacional de Verdad y Reconciliación deja establecido en el Tomo II de su informe, página 678, “que se formado la convicción de que el Carabinero Francisco Javier Pérez Brito y el Sargento 2º Manuel Jesús Valenzuela Loyola fueron muertos por particulares que, actuando bajo pretextos políticos, violaron sus derechos humanos.
Cuando la Comisión Nacional de Verdad dice que “fueron muertos por particulares que, actuando bajo pretextos políticos, violaron sus derechos humanos”, debieran haber dicho: por terroristas marxistas de los grupos subversivos que operaban clandestinamente en Chile.

Compartir