Mensaje presidencial o lectura de Tarot Eric Villena

Mensaje presidencial o lectura de Tarot

Por Eric Villena D

Especial interes tuvo, en estos días, la “CUENTA” presidencial.

En medio del inverosímil  escándalo de las platas políticas y los políticos, gatillado ahora por las declaraciones del renunciado Director del SII, Michel Jorratt, dando a conocer las presiones que recibió del Ministerio del Interior, se sumaron las movilizaciones y marchas, con los encapuchados de siempre, que destrozan y saquean a sus anchas la propiedad pública y privada y, finalmente, son culpables los carabineros, que deberían quitarle presión a los chorros de agua del guanaco.

Caos en los pasos fronterizos por huelga de Aduana. El país sin cajeros automáticos de donde poder retirar efectivo por huelga de “Brinks” y “Prosegur” y, en la Araucanía, los atentados terroristas que ocurren a diario y con las fuerzas policiales sobrepasadas.

En este promisorio y alentador panorama, con la mejor disposición, escuchamos el mensaje anual de nuestra Primer Mandataria, teniendo un moderado optimismo que, después del cambio de gabinete vendrían decisiones para enmendar la deteriorada agenda de su Gobierno, que ya tiene dos tercios de desaprobación del país y, lamentablemente, la decepción ha sido absoluta.

La Cuenta Presidencial es para informar lo que se hizo en los últimos 12 meses, no lo que se podría haber hecho ni lo que se pretende hacer.

Las palabras más repetitivas fueron: “proyecto”, “enviaré”, “comenzaremos”, “reconstruiremos”, “priorizaremos”, invertiremos”, “generaremos”, “avanzaremos”, “elaboraremos”, “pondremos énfasis”, “se iniciarán las obras”

¡Qué manera de conjugar bien los verbos en futuro!

Le queríamos escuchar lo que hizo y nos enteramos por el Director Ejecutivo de “Ciudadanos Inteligentes”, Pablo Collada, que sus promesas anteriores fueron cumplidas, por la Presidente, sólo un 41,8%.

Su mensaje ambiguo, sin definiciones, parecía más una lectura del tarot. Existe un desanimo generalizado después de su discurso. No entregó un plan para la reactivación económica. Abandono de sus compromisos con la juventud, los discapacitados, los pueblos originarios, la cultura, la justicia. Ni siquiera tocó la situación internacional.

Nos dice “vamos a trabajar” en vez de decirnos lo que ha trabajado.

Fue un mensaje virtual de sueños y fantasías.

Finalmente,  señorita Presidente, Ud. sigue hablando de la participación ciudadana, de la equidad, la transparencia, la igualdad de oportunidades y la gran mayoría de Chile ya sabemos que no la escucha ni siquiera su hijo.          

Compartir