Ministerio del Interior prepara Proyecto de Ley para terminar con la amnistía de 1978 Despierta Chile

Ministerio del Interior prepara Proyecto de Ley para terminar con la amnistía de 1978

Proyecto de Ley para terminar con la Amnistía de 1978

Por Marcelo Elissalde Marte
Abogado, Observador de DDHH.

El pasado día 10 de diciembre, el Ministro del Interior don Rodrigo Peñailillo,con ocasión de conmemorarse Día de los Derechos Humanos y al entregarse el Informe 2014 elaborado por el Instituto Nacional de Derechos Humanos, dirigido por Lorena Fries (PS) señaló que ese mismo día la Presidenta, vía mensaje
legislativo, envió 2 proyectos de ley al Congreso, que implican una Reforma Constitucional y la inclusión de un nuevo inciso al numeral 3 del artículo 19 de la Carta.

En síntesis, los mencionados proyectos pretenden poner fin a la Amnistía, estableciendo la inamnistiabilidad, imprescriptibilidad de los delitos de guerra, lesa humanidad y genocidio.

El otro, busca adecuar la legislación nacional a los tratados internacionales firmados por Chile sobre la materia.

Todo lo anterior, para los hechos ocurridos entre el 11 de Septiembre de 1973 y 10 de marzo de 1990.

Se aclaró también que esta legislación se aplicará sólo a Agentes del Estado y no se otorgarán indultos ni beneficios a los condenados por tales hechos.

Comentario:
En este caso se debe ser especialmente cuidadoso, sobre todo los legisladores, porque más allá de los altos quórums que requieren las reformas constitucionales, deben resolver en Derecho, dejando fanatismo ideológicos de lado, por cuanto este proyecto en los términos que ha sido planteado, altera y afecta gravemente GARANTÍAS CONTITUCIONALES
establecidas y aceptadas desde larga data por todo el derecho Penal Internacional, incluyendo principios que vienen desde la Vieja Roma, para dar seguridad a los justiciables, que somos todos nosotros.

En efecto se altera gravemente principios establecidos en nuestra Constitución como: Igualdad ante la ley, de Legalidad, Irretroactividad de la ley penal, Supremacía de la Constitución, Cosa Juzgada, Indubio pro reo o ultraactividad de la ley penal, Prescripción, Debido Proceso y Presunción de Inocencia.

Es decir se está afectando gravemente el Estado de Derecho contemplado en los artículos 6 y 7 de la Carta Fundamental, del que tan seguido se hace alarde e incluso de los principios fundantes de la Civilización Cristiano Occidental de la que somos parte.

Contiene el proyecto una odiosa discriminación en el sentido que la Amnistía no se aplicaría a los Agentes del Estado, en cambio quedaría intacta para los subversivos que también se beneficiaron con ella y que son cientos.

Vale decir, para unos sí, para otros no, el Principio Constitucional de Igualdad Ante la Ley no tiene cabida aquí.

Sólo algunas precisiones semejantes : Tanto la Suprema Corte de Paris, como la de Roma y el Tribunal Penal Internacional con sede en Holanda, han señalado que los delitos de Lesa Humanidad corren desde que cada país suscribió el Tratado de Roma que le dio vida, NO ANTES.

En Chile lo incorporó a la legislación chilena la Presidente Bachelet mediante la Ley 20.357 de julio de 2009, texto que señala expresamente regirá a futuro…

Vale decir la Irretroactividad de la Ley Penal está consagrada mundialmente, pues bien los jueces nacionales la aplican 40 años hacia atrás, condenado personas por el inexistente delito de “secuestro permanente” en circunstancias que ellos mismos saben, como todos los intervinientes en la causa que esas personas están fallecidas.

La Prescripción y la Amnistía, vienen consagrados desde el antiguo Derecho Romano a la fecha y no hay ningún Tratado que prohíba la Amnistía, vale decir el perdón entre hermanos.

Es más, algunos las recomiendan para pacificar la sociedad después de un conflicto.

En cuanto al Principio Internacional de Ius Cogens de impreciso contenido de delitos que permitiría que normas internacionales pasen por sobre la Constitución de los países.

Intenten explicar a Estados Unidos, Rusia, China e Israel que una norma internacional va a superar a su Constitución….la respuesta la conocemos de antemano.

Aquí en Chile la judicatura lo acepta con las consecuencias ya señaladas.

En cuanto a la Cosa Juzgada que impide juzgar 2 veces una misma situación, lo que da seguridad jurídica a los imperados, de 100 causas en este estado reabrieron 97, también se ha hecho tabla rasa de este principio.
Lo mismo ocurre con el Principio de Legalidad, uno de los pilares fundamentales del Estado de Derecho, en virtud del cual tanto el Tribunal, como la pena y el delito, deben estar establecidos con anterioridad al hecho punible.

Aquí se ha llegado al extremo de inventar delitos nuevos, agregando al homicidio un tipo no contemplado en la ley penal vigente, como es el de Lesa Humanidad, basado en el Ius Cogens.

A todo lo anterior, se agrega que mediante el proyecto se pretende prohibir todos los beneficios Intrapenitenciarios y legales a que todos los condenados, incluso los peores, tienen derecho por la futura reinserción en la sociedad.

Creemos que ni Stalin, lo hubiese hecho mejor.

¡Una vez más el doble standard. Para unos, sí; para otros, no…

Conclusión:
De aprobarse este proyecto, se volvería a la barbarie jurídica, al tan criticado Juicio de Nuremberg de 1945 por el Derecho Penal Internacional. Altera gravemente Garantías Fundamentales contempladas en diversos numerales del Art 19 de la CPE, especialmente el numeral 3, al que por lo mismo se pretende hacerle enmiendas. Creemos debe pronunciarse incluso el
Tribunal Constitucional.

Lo que el proyecto pretende eliminar, los tribunales en la práctica no lo aplican desde 1990.

Por ende el objetivo que aquí se vislumbra no es jurídico, sino netamente político, cual es mediante la venganza, denostar y desprestigiar a las FFAA y de Orden, logrando su total destrucción moral, siguiendo los dictados de Gramsci.

En el mismo sentido apunta el proyecto de la Diputada Comunista Carol Cariola, de prohibir toda referencia y recuerdo al Gobierno Militar, sus obras y autoridades.

Ello sí pueden hacerlo con los suyos.

Lo curioso, por decir lo menos, es que estos proyectos los impulsan quienes en el decir del fallecido, Abogado Profesor y Maestro Carlos Cruz-Coke (QEPD) son: La negación misma de los Derechos Humanos.

Creemos por ende, si el parlamento nacional es medianamente serio este proyecto no puede pasar.

Sin embargo. estamos en Chile con vacilantes mayorías parlamentarias y una oposición dividida, fragmentada, sin luces, un verdadero muerto caminando, puede pasar cualquier cosa.

Compartir