No puedo ser parte de esto Despierta Chile

No puedo ser parte de esto
 
"Un partido que se traiciona a sí mismo es un partido que traicionará a Chile" escribió en una carta publica, Sergio Espejo, diputado y vicepresidente de la Democracia Cristina, a la senadora Carolina Goic, candidata presidencial del partido, en "reflexión".
 
De este modo, Espejo, renunció al cargo en la mesa directiva, a su repostulación como diputado y a la militancia de 30 años en el PDC, en repudio a lo resuelto por la Junta Nacional del sábado 28-29 de julio, que aprobó en bloque las candidaturas parlamentarias, que presentaban las regiones; lo que incluía la de Ricardo Rincón al Senado.
 
Lo que "... ha puesto en evidencia una mayoría partidaria que dando muestras de una enorme insensibilidad ética, ha preferido proteger pequeños cálculos electorales por sobre los intereses generales de Chile y, en especial, con total desprecio hacia los derechos de las mujeres y a la lucha contra la violencia intrafamiliar"
 
"Lo anterior constituye un síntoma más en una cadena de  episodios a través de las cuales el partido escogió abandonar el camino de nuestros fundadores. Ahí está la dificultad estructural para sancionar las faltas a la probidad. (...) ahí está la protección de quienes, sin escrúpulos, incluso traicionan una y otra vez las propias candidaturas del partido buscando acomodos indefendibles"
 
Como escribe Espejo ("ahí está"): el doble discurso de los senadores DC para aprobar el aborto, la escandalosa situación del SENAME (un feudo del partido), la corrupción, las asesorías truchas, la impunidad, las malas prácticas, la pérdida de su identidad, en fin todo aquello que caracteriza la profunda crisis de los partidos políticos; todo eso está reflejado en la demoledora misiva de Sergio Espejo.
 
Y continúa: "... lo hemos apreciado incluso en la defensa tibia o en la abierta omisión de algunos de nuestros principales dirigentes en la defensa de los estándares éticos, con que tú (se dirige a Carolina Goic) nos has llamado a reconstruir la confianza. Un partido que se traiciona a sí mismo es un partido que traicionará a Chile.  NO PUEDO SER PARTE DE ESTO. Me rebelo contra esta realidad".
 
Luego, en una conferencia de prensa Sergio Espejo reiteró que su alejamiento, es definitivo porque "la DC cruzó límites que me parecen intolerables"
 
Es cierto. Todo eso es un fiel retrato de la Democracia Cristiana. Pero también lo es, el rotundo fracaso y desplome de la candidatura Goic. Donde el incidente "Rincón" es solo un capítulo -no menor-, de la bancarrota doctrinaria y estratégica de esta postulación que nunca superó el 2% de apoyo popular y que siempre se mantuvo en el margen de error de las encuestas. Lo de la ex-bacheletista Goic, revela el fin de la hegemonía DC en la coalición de centro-izquierda y de toda una forma de hacer política. Tarde o temprano, la crisis se traducirá en una progresiva fuga de dirigentes a quienes se les hacen intolerables las contradicciones: todas esas a las que apunta Sergio Espejo.    

Compartir