Nuestra Antártica amenazada Actualidad

Nuestra Antártica amenazada

 

Por Jorge Guzmán, académico (radio Bío Bío)

 

Expertos realizaron un emplazamiento al Gobierno para explicar la situación en la que actualmente se encuentra el país respecto al reclamo de Argentina de extender su territorio marítimo.

En marzo de 2016, las autoridades argentinas celebraron la resolución de la Comisión del Límite Exterior de la Plataforma Continental de la ONU. Según aseguraban, desde la entidad le dieron el visto bueno al nuevo límite exterior de la plataforma continentalperteneciente a la nación trasandina, añadiendo 1.700.000 metros cuadrados a su superficie.

El punto de conflicto es que la nueva delimitación argentina se superpone con la reclamación chilena sobre la plataforma continental antártica.

En entrevista a radio Bío Bío, el académico Jorge Guzmán explicó que el tema es trascendental en lo político y en relaciones internacionales con un país tan importante para Chile.

“Lo queramos o no, este asunto tendrá una repercusión directa en la relación conArgentina, porque esta nación ha hecho bien la tarea, tiene una visión que le falta a Chile, que es la de preocuparse por la geografía y entender que es más que una postal de lasTorres del Paine o de la Isla de Pascua”.

Hace unos días finalizó en Santiago la XXXIX Reunión Consultiva del Tratado Antártico, donde se habría mencionado el comunicado oficial del Gobierno argentino en cuanto a la resolución de la ONU.

El reclamo del vecino país incluía espacios de suelos y subsuelo marino que son parte del territorio de la Región de Magallanes y la Antártica chilena. Y por esa razón, los académicos pidieron información sobre los posibles alcances de la resolución de la ONU.

Guzmán precisó que en una sola presentación, Argentina reclamó toda la plataforma continental frente a su territorio sudamericano, incluyendo la Antártica chilena. Sin embargo, no se ha precisado qué es exactamente lo que la Comisión de Límites le validó. Mientras tanto, la duda persiste: si la nación trasandina recibió el visto bueno, la Antártica chilena ya no existe.

Compartir