Recientes

Nuestro Ejército Despierta Chile

Nuestro Ejército

Nuestro Ejército

 

Lo que debe caracterizar a los militares, es "una visión estratégica, de largo plazo" declaró el general Humberto Oviedo, al cumplirse el 206 Aniversario de la creación del Ejército de Chile.

 

En una entrevista que publicó este 18 de septiembre El Mercurio, el jefe castrense, formula algunas puntualizaciones, en particular, sobre el financiamiento permanente de las FF.AA estipulado en la Ley Reservada del Cobre. Sin entrar al fondo del problema de Codelco, empresa estatal que entrega el 10% de las ventas del metal, Oviedo destaca que "lo importante es no vulnerar las capacidades que Chile ha dado a sus Fuerzas Armadas" y que cualquier debate sobre una eventual derogación de dicha normativa (que data del gobierno de Carlos Ibáñez del Campo) debe considerar, necesariamente que los sistemas de armas "implican recursos que tienen que estar ajenos a la discusión del trámite del presupuesto anual".

 

También se refiere -aunque muy brevemente-, a la situación de los militares presos en Punta Peuco. Señalando que "lo importante es ser riguroso con lo que se ha dicho, que es un penal que cumple con las medidas de seguridad, que las personas que están ahí (las personas, dice), están bajo las normas de Gendarmería. Por lo tanto, me quedo con lo que han dicho las autoridades, que el penal cumple con la función para la cual fue diseñado" 

 

"Las personas ... " declara el general Oviedo. Verdaderamente, impresiona la distancia que se establece entre el mando que él encabeza y los oficiales y suboficiales que en 1973, cumplieron órdenes superiores en un Pronunciamiento institucional y que posteriormente fueron comisionados para combatir el terrorismo y la subversión. ¿Acaso, no fue ése el contexto? Es injusto y da lugar a sentimientos tales como el abandono y la horfandad en la cual queda no solo el centenar de "personas" encarceladas en Punta Peuco, sino que además, casi un millar de otras "personas" actualmente procesadas por los jueces "especiales".

 

Tal vez, solo se trata de una "impresión" y que el general Oviedo, en realidad quiso referirse a camaradas de armas que pagan el costo que significó para Chile, la incompetencia y la irresponsabilidad de las camarillas políticas que nos llevaron a esa ruptura. Los que están presos, como el comandante Álvaro Corbalán, quien soporta la carga de la doble condena, de tribunales y del Ministerio de Justicia, el que los castigó con la arbitraria medida de traslado a la Cárcel de Alta Seguridad, no actuaron de motu proprio: cumplían órdenes y no lo hacían por un capricho personal.

 

Por eso, quizá estamos solo ante una impresión errónea. En fin. Pero el general Oviedo dirige una Institución permanente de la República que este 2016 cumple -formalmente- 206 años. Aunque, ciertamente, el Ejército de Chile nace al calor de la Conquista y su acción forma parte de medio milenio de nuestra Historia. Ese es el largo plazo al cual alude el Comandante en Jefe, en especial porque nuestra nación enfrenta desafíos muy serios.

 

El deterioro del entorno vecinal, se puede apreciar nítidamente. La constante agresividad de Bolivia, el irredentismo peruano y el histórico avance de Argentina sobre territorios en los que Chile tiene soberanía (como Campo de Hielo Sur, tema que no está resuelto ni con mucho), o que reivindica como propios -como la Antártica chilena-, donde Buenos Aires, no obstante los cambios de gobierno, mantiene como política permanente la expansión,  a expensas de nuestra integridad, inquieta y hace imprescindible conservar aquella capacidad "que Chile ha dado a sus Fuerzas Armadas" conforme especifica Humberto Oviedo. 

 

Nuestro Ejército, está de aniversario. Saludamos a los chilenos que forman y formaron filas en él. 

Compartir