Oficialmente no, aún Actualidad

Oficialmente no, aún

 

Gendarmería pidió un "inventario de especies" a algunos de los militares presos en Punta Peuco y, ellos, temen con fundamento que esta medida anuncie su inminente y  tal vez definitivo traslado a un presidio como la Cárcel de Alta Seguridad.
 
Allí permanece desde el 20 de noviembre el Teniente Coronel Álvaro Corbalán Castilla, quien por disposición de la ministra de Justicia Javiera Blanco, se encuentra aislado y sin visitas durante 30 días. Y hasta allí podrían llegar, Miguel Krassnoff Marchenko, Pedro Espinoza Bravo, Raúl Iturriaga Neumann y Fernando Torres Silva. Porque cuando estaban en el penal Cordillera, cerrado por orden Piñera, Gendarmería les comunicó idéntica disposición, pidiendo un "inventario de especies"
 
Familiares y amigos de los presos políticos militares, según informa el diario La Segunda, intentaban averiguar si esta petición afectaba al total de los internos en Punta Peuco o solo a aquellos que provenían del penal "Cordillera"
 
El Ministerio de Justicia no respondió y trasladó a Gendarmería la correspondiente consulta. Dicha institución se limitó a señalar que "solicitar un inventario de especies es un procedimiento habitual en todas las unidades penales" y tiene como propósito "conocer el tipo y cantidad de especies que tienen" garantía de la cual, ciertamente, no supo Corbalán Castilla quien solo pudo llevar consigo su cepillo de dientes; así de brutal y intempestivo fue el castigo que se le aplicó por una falta inexistente.
 
El traslado de algunos de los militares presos o de todos, según convenga políticamente a las actuales autoridades de gobierno, podría realizarse entre el 13 y el 20 de diciembre. Será contrario a la legalidad pero ante la ley del poderoso, solo puede valer la voz de los libres.
 
El Tribunal Constitucional, acogió a trámite, el 16 de noviembre pasado, un recurso que presentó el abogado y ex oficial de Carabineros Pedro Alcayaga Zúñiga, condenado -según expresa el diariochile.com-, por causas de DD.HH., "solicitando se resuelva derechamente la inexistencia de los Ministros de Fuero en Sede Criminal y, por ende, la constitucionalidad del Auto Acordado Nº 81-2010 dictado por la Corte Suprema que designó -por Distribución y Asignación de Causas- a don Jaime Arancibia Pinto, como Ministro en Visita relativo a la violación de DD.HH"
 
El mismo medio digital, expresa que tras su investigación "quedó al descubierto que el Poder Judicial se estaba tomando atribuciones que la ley no le confería, generándose así  las responsabilidades civiles y penales por parte de los Ministros de ambas Cortes, implicando el descabezamiento inexorable del tercer Poder del Estado"
 
"A partir de hoy entonces -según diariochile.com-, todos los Ministros de Chile sin excepción, partiendo del propio Presidente de la Excma. Corte Suprema, don Sergio Muñoz Gajardo, arriesgan penas de cárcel efectiva; algo sin precedentes dentro de la historia democrática y jurídica de  nuestra nación. En ningún país se había verificado que -con solo un caso y de un solo golpe- podría literalmente 'desmantelarse' la Plana Mayor del Poder Judicial"
 
Si el Tribunal Constitucional rechaza el recurso presentado, los militares presos podrían recurrir a tribunales internacionales como la Corte Interamericana de DD.HH (CIDH)  donde tendrían la posibilidad de acusar al Estado de Chile de recurrir a fenecidas figuras jurídicas para enjuiciarlos. 
 
Pero si el TC tramita efectivamente la solicitud presentada por el abogado Pedro Alcayaga Z., podría sentar un precedente para que los restantes prisioneros interpongan recursos similares, ya que al ser condenados por la figura inexistente del Ministro en Visita en Sede Penal, podrían quedar en libertad antes de que termine el actual período presidencial.Y daría lugar, posteriormente, a sendas demandas reparatorias contra los jueces.

Compartir