Recientes

Pagar la deuda con las FF.AA Despierta Chile

Pagar la deuda con las FF.AA
"Hace 44 años, en un día como ayer (11) nuestros corazones se sintieron alegres y contentos al escuchar el Himno Nacional, porque las FF.AA liberaron a Chile. Con esas mismas FF.AA tenemos una tremenda deuda ... y esa deuda la tenemos que saldar ¡Cuente conmigo Presidente, para saldar esa deuda con las FF.AA de una vez por todas!"
 
Con estas palabras se dirigía a Sebastián Piñera, el candidato a senador de la UDI por Valparaíso, Francisco Bartolucci, en una actividad de presentación de los postulantes al Congreso en la V Región, del pacto ChileVamos, el martes 12.
 
Bartolucci fue ovacionado, aunque el Top Secret del diario La Segunda, no consigna cuál fue la reacción del candidato presidencial. Sin embargo, Bartolucci fue ovacionado por los presentes, quienes hicieron suyo ese sentimiento que expresó el candidato senatorial de la UDI.
 
En particular, porque el revanchismo de la izquierda, que enarbola la mandataria, personeros del gobierno de la Nueva Mayoría, sus parlamentarios y los jueces de DDHH, se ha expresado en distintas iniciativas de un corte tal, como el proyectado cierre de Punta Peuco, el levantamiento del secreto a los testimonios entregados ante la Comisión Valech o la Ley contra la incitación al odio o la violencia e incluso, el decreto que permite a la administración de gobierno acceder a los archivos de telecomunicaciones, de consecuencias obvias. Desde el momento que Contraloría tome razón del edicto, los chilenos seremos menos libres.
 
Así, los tutores del país estarán en situación de apropiarse de los más mínimos detalles de la vida de los ciudadanos. Tendrán a su disposición una herramienta propia de un Estado totalitario. Parte del legado que pretende dejar Bachelet como "sello" de su administración. Lo mismo que la clausura de Punta Peuco o el levantamiento del secreto al cual el Estado de Chile se comprometió por ley, para resguardar la privacidad de quienes se acercaron a la llamada Comisión Valech, para narrar "torturas" (en democracia se les rotula como "apremios ilegítimos"); con esta medida, el juez Carroza tendrá en sus manos una cantera inagotable de situaciones que castigar como suele: condenando en base a presunciones o versiones de terceros.
 
Por otra parte, el cierre de Punta Peuco, donde los 130 prisioneros políticos militares, no pueden descansar, porque pende sobre ellos un súbito traslado a la cárcel común de Colina I, (probablemente serán conducidos a aquel presidio, en cualquier momento y en pijamas, tal cual procedió la PDI con el general (r) Héctor Orozco), es una de esas llamadas "aristas" de la ofensiva de septiembre contra las Instituciones castrenses, donde la izquierda "salda" a su manera sus cuentas con las FF.AA 
 
La derecha -excepto contadas excepciones de algunos parlamentarios que no olvidan-, capituló frente a tal adversario: la izquierda revanchista. 
 
En cuanto a estas materias del mayor alcance y trascendencia, el analista político Sergio Muñóz, (La Tercera, jueves 14 de septiembre de 2017) hablando de la propuesta para levantar el secreto de la Comisión Valech, señala: " ... hay quienes sostienen en este campo una postura determinada por la odiosidad y el cálculo político: van de justicieros implacables por la vida, de fiscales de la historia, y eso, les da dividendos. En los hechos han usado la causa de los DD.HH  para sacar ventajas partidistas y personales. Buscan mantener vivo un fuego que les presta utilidad y que, si llegara a apagarse, les haría perder la superioridad moral que creen tener".
 
"Hugo Gutiérrez, diputado del PC y candidato a la reelección declaró el martes 12: 'no se entiende por qué se puso secreto por 50 años si no es para otorgar impunidad a los que torturaron'. Es un intento indecente de sembrar dudas sobre la disposición del Presidente Lagos al actuar como lo hizo, y también sobre la conducta del propio obispo Valech y los integrantes de la Comisión (...) se confirma así cuán profundos han sido los equívocos dentro de este gobierno".
 
"Es lamentable que el apuro legislativo de la Presidenta Bachelet se exprese también en esta materia. Necesitamos fortalecer la adhesión a la cultura de los DD.HH y defender las libertades bajo cualquier circunstancia, pero al mismo tiempo rechazar cualquier intento dirigido a mantenernos prisioneros de los traumas y las divisiones del pasado". 
 
En tanto, Luis Larraín en "La ruta de la venganza" (ellibero.cl) indica que "La decisión de la Presidenta Bachelet que rompe las reglas del juego que el Estado fijó en su oportunidad para la Comisión Valech, refrendadas por la ley, se inscribe dentro de una serie de iniciativas agendadas para este mes de septiembre que tienen como objetivo poner en la discusión pública hechos que dividieron profundamente a los chilenos y que tradicionalmente han dado dividendos políticos a los partidos de izquierda".
 
"Otras medidas programadas para este mes de septiembre estarían dirigidas a agraviar a integrantes de las Fuerzas Armadas (...) otra decisión que se anunciará en estos días es el cierre de Punta Peuco (...) varios de los allí internados tienen más de ochenta años de edad y una precaria condición de salud, incluyendo enfermedades terminales, pese a lo cual no han sido favorecidos por medidas humanitarias como el cumplimiento de la condena en su domicilio (...) no rigen aquí las reglas de prescripción que favorecen a todo el resto de la población y que impiden a la Justicia  condenar a personas por hechos cometidos diez, veinte, treinta y hasta cuarenta años atrás. Por otra parte, por la fecha en que sucedieron los hechos investigados, los condenados no han tenido las garantías del  proceso penal que rige actualmente en nuestro país, que separa la función investigadora de la sancionadora y entrega varias herramientas a los procesados para defenderse".
 
"El que ellos estén hoy día cumpliendo su sentencia en un plantel segregado tiene consideraciones de seguridad y cerrar Punta Peuco, más que poner fin a un privilegio, es someterlos a un agravio mayor al que ya experimentan. Ese es el sentido que reflejó una declaración de varios ex-Comandantes en Jefe de instituciones de las Fuerzas Armadas y ex Directores Generales de Carabineros el fin de semana pasado".
 
"Si se llegara a concretar el anuncio del cierre de Punta Peuco, justo para estas fechas, es inevitable ligarlo a una intención de volver a revivir hechos de cuarenta años atrás. No es, creemos, la manera de unir a los chilenos (...)".
 
Si. Tenemos una deuda pendiente con las Fuerzas Armadas. De reconocimiento porque liberaron a Chile. Donde hubo costos, qué duda hay, pero ése costo hoy, lo pagan solo los soldados del 73. 

Compartir