Recientes

Pepe Grillo y el deja vecu de la educación Actualidad

Pepe Grillo y el deja vecu de la educación

Cristián Labbé Galilea.

Próximo a dar forma a estas líneas concerté un café con viejos parroquianos amigos que suelen desempeñar el rol de… sensores populares de la realidad. Ellos encarnan en mi equipo al mágico y minúsculo personaje de Disney “Pepe grillo”. Se preguntara mi inquieto lector ¿de dónde surge esta metodología, más propia de Disneylandia que de un simple columnista? Muy simple… porque existen millones de situaciones en nuestra contingencia donde no resulta fácil… diferenciar lo singular de lo accesorio y deducir las implicancias de un determinado hecho, sean estas buenas o malas, en la vida diaria de una sociedad…. ¡A no ser que usted (al igual que yo) converse con su Pepe Grillo!
En palabras simples “Pepe grillo” al igual que para Disney, es esa voz llamada conciencia -en nuestro caso externa- la que dada su proximidad con la realidad y los hechos, interpreta la percepción política del común de los ciudadanos; es esa voz que nos susurra al oído todos los días la importancia de distinguir lo principal de lo accesorio; es la sabiduría que nos ayuda a identificar ante determinadas circunstancias lo que es bueno y lo que es malo para una sociedad, sector, grupo o persona.
Se preguntará el lector ¿A pito de qué aparece “Pepe grillo” en nuestra columna semanal? También muy simple: habiendo establecido que, para nuestros análisis, este diminuto personaje es esa mágica voz, “la voz del ciudadanos común y corriente” y, habiendo establecido la enorme contribución que realiza en beneficio de la paz social, del progreso, político, social y económico de nuestro país, podemos entonces establecer que el problema radica en que nuestras autoridades, dirigentes y actores políticos… no quieren escuchar su “Pepe grillo”. Creyéndose poseedoras de una verdad muy distinta de la que vive la gran mayoría nacional, fácilmente caen en la soberbia, la descalificación, la intolerancia y la arrogancia.
Por lo mismo, no nos debiera extrañar los altos índices de indiferencia que genera el tema político y la profunda desilusión que la ciudadanía tiene de sus autoridades políticas. Concentrado con mis “Pepe grillo” revisando los temas de la semana… “La Presidente en su cuenta a la nación no escuchó el “cri cri” del ciudadano común y corriente que le pedía pronunciamientos importantes sobre temas como educación, AFP, Araucanía, seguridad, corrupción….”
De pronto fuimos alertados: “…alumnos de colegios municipalizados se atrincheran en sus instalaciones,…volvieron las tomas,…los profesores no hicieron nada,…aparecen bombas molotov,…personas ajenas a los colegios,…no hay detenidos,…el desalojo se demora”; mientras tanto, en otras comunas no hay desalojo, “hay que dialogar… votaron la toma, es un acto democrático” (sic).
El “cri cri” de mis “Pepe grillo” me advirtió de inmediato que para el país (y para este columnista en forma muy especial) se trataba de un “déjà vécu” (ya vivido, ya experimentado), situación que alude a una experiencia con componentes muy reales y que superan la sensación de haberlo visto, lo que sería un “déjà vu” (ya visto). Nuestro equipo de Pepe Grillo nos advierte que hoy vivimos un “deja vecu” de hace 10 años, el que fue claramente advertido, sin embargo como las autoridades no escucharon el cri cri en su momento hoy comprobamos una penosa y lamentable realidad en la educación pública nacional. ¡ cri cri… en educación la cosa sigue igual o peor….!
Cristián Labbé Galilea.

Compartir