Pesadilla en el Sename Actualidad

Pesadilla en el Sename

8 noviembre, 2017

 

La peor pesadilla de un niño vulnerable, es sin dudas el Sename. El aprovechamiento de la vulnerabilidad de un niño, su inocencia, su fragilidad, debe ser lo más aberrante de una sociedad.

Lo más lamentable para estos niños y adolecentes, es que son pobres y no votan. Por tanto están al último en la lista de las políticas públicas.

Llama poderosamente la atención lo difícil que es investigar al Sename, donde ocurren los hechos más aberrantes de abuso infantil y nadie hace nada. No ruedan cabezas, la institución no se reforma y constantemente suceden cosas inimaginables en centros cuya misión es proteger y cuidar a niños, adolescentes vulnerables y también a infractores de ley.

Solange Huerta, actual Directora, en el año 2015 cuando ejercía cómo fiscal, optó por enviar a archivo o decretar la decisión de no perseverar en 1.000 casos de delitos sexuales contra menores. La cifra corresponde al 70,2% de las causas de este tipo que le tocó investigar. ¿Porque ocurrió esto? Nadie dijo nada.

Entre 2005 y 2016, exactamente murieron  865 niños, niñas y adolescentes bajo la tutela del Sename. Además, Huerta entregó cifras de mayores de 18 años de 448 muertos. En total, son 1.313 muertos bajo la “protección” del Estado. Diez personas cada mes, en promedio.

El informe de Instituto Nacional de Derechos Humanos sobre diagnóstico integral sobre la situación de los derechos humanos de niños, niñas y adolescentes residentes en los centros de protección de la red, el informe  es dramático.

Dicho informe revela que casi el 50 % de los niños sufren vulneraciones como abuso y explotación sexual, maltrato físico, mental o psicológico, entre otros. 1 de cada 15 niños acusa de abuso sexual y explotación sexual en el Sename e instituciones colaboradoras llamadas     ( OCAS).

Es fundamental entender cómo funciona está institución, el Sename atiende a diferentes tipos de niños y adolescentes, tanto a niños vulnerables como infractores de ley, el tremendo error y horror es que los junta.

La red Sename cuenta con unos 200 centros y con instituciones colaboradoras de carácter privado. Según revise en el propio sitio de la Institución son alrededor de 700. Puedo equivocarme en estas cifras, la información no es de fácil recopilación.

Pero vamos al fondo, aquí el tema del presupuesto es fundamental, ya que se han reducido las capacitaciones en un 399% entre los años 2014 y 2017.

Respecto a los educadores de trato directo el 51,7% tienen solo cuarto medio y reciben ingresos promedio de $727.681, por cumplir turnos de 44 horas semanales. Muy superiores a la media nacional.

Las patologías mentales de los menores no son atendidas, no poseen personal idóneo y el déficit de profesionales preparados es evidente. El actual ministro de Justicia reconoce un déficit del 90%. Diciendo lo cito “ Existe una brecha asistencial de 88,9 por ciento para responder a las necesidades de la salud mental de niños y adolescentes en protección por vulneración de derechos”

Las OCAS firman convenios por programas a todo evento, es decir por un curso de 100 ñinos si asisten 30, pagan igual los 100. La subvención que recibe por ejemplo por niño la OCA de Peñaflor recibe solo $180.000 por niño y asi es imposible mantener un estándar elevado.

Si una persona privada de libertad posee un costo promedio para el Estado de $594.504 y el mismo Estado aporta sólo $ 180.000 para la rehabilitación de un niño, que explica él porque este sistema o organismo no resiste un minuto. El Sename debe desaparecer por demasiadas razones.

Aquí hay niños que se pueden y se deben salvar, niños y adolecentes vulnerables que necesitan de ayuda, es la única forma que sean adultos capaces y valiosos que contribuyan al país.

No podemos permitir como sociedad seria  y decente, que nuestros impuestos no vayan dirigido como primera necesidad en crear una institución de nivel mundial para niños y adolecentes vulnerables e infractores de ley.

Emplazó a los socialistas y ahora progresistas que han gobernado casi por completo las últimas 3 décadas que no existe nada más inmoral que pagar la educación superior, subir de forma sistemática el tamaño del Estado y subir los impuestos y olvidar por completo a los niños y adolecentes más pobres, quienes no marchan no votan. Y han sido vulnerados física, psicológica y sexualmente bajo la tutela del Estado.

José Francisco Cuevas Vila
Ingeniero Comercial UNAB
Máster en Economía UNAB- IEDE
C Máster en Economía política SMC University

Compartir