Prisión preventiva Actualidad

Prisión preventiva

Señor Director:

"El Mercurio" de ayer reproduce declaraciones del abogado Fernando Atria que sostienen que "es inaceptable que la prisión preventiva sea una pena anticipada". Agrega el connotado constitucionalista que "esto, porque la prisión preventiva significa mantener presa a una persona antes de la sentencia judicial".

Este diario y otros medios han debatido largamente respecto de la incongruencia -que deviene en injusticia y contradice a la propia Constitución- que significa mantener dos sistemas de procesamiento penal. El antiguo, que contiene todos los vicios que generó su modificación, continúa aplicándose a personas que están acusadas de haber cometido delitos en contra de los derechos humanos hace treinta y hasta cuarenta años atrás. Y que en todo el tiempo transcurrido jamás cometieron un delito o ni siquiera una infracción. Muchas de estas personas acusadas, en su totalidad ex miembros de las Fuerzas Armadas o instituciones policiales, han debido pasar meses y años en prisión preventiva. Irónicamente, algunos de ellos acusados por la ficción del "secuestro permanente", que presume que el acusado aún mantiene a otras personas secuestradas, incluso estando en prisión preventiva.

Finalizan las declaraciones del abogado Atria afirmando que la prisión preventiva "debe dictarse cuando hay razones para temer de la peligrosidad del sujeto para el futuro. Es decir, para temer que durante el juicio, en caso de mantener su libertad, el imputado sea peligroso para la sociedad porque puede cometer otros delitos o los mismos, esa es la lógica". Esta misma lógica supondría que para que esto ocurriese se deberían repetir las condiciones que generaron la espiral de violencia política en Chile en los años 70 y su represión por parte del Estado.

Juan Carlos Salgado 

Compartir