Recientes

Punta Peuco Despierta Chile

Punta Peuco

Cualquier familiar, amigo o ex camarada de armas, puede comprobar que el Centro Peninteciario que aloja a más cien presos políticos militares es una cárcel como tantas otras de nuestro país. 

 

La diferencia reside en el orden, el aseo, la sujeción a las reglas propias del recinto y a las disposiciones de Gendarmería. Esto, también está en conocimiento de las autoridades de Gobierno, las que tímidamente reconocen dicha realidad. Al punto que el abogado Héctor Salazar, cuya labor todos conocemos, lo confirmó con claridad en http://diarioreddigital.cl/ddhh/2545-los-ultimos-dias-de-punta-peuco.html

 

"Punta Peuco es una cárcel y los privilegios no son tales, salvo la segregación. Conozco Punta Peuco y es una cárcel como cualquier otra, solo que es menos vieja y por el tipo de internos que tiene, está mejor mantenida, ellos la pintan, como militares la mantienen ordenada" 

 

"Todo este tema del cierre es algo más político ... si dieran una razón real de por qué tener que cambiarlos, ahí sería distinto ...si usted me pregunta qué razón podría dar para justificar el cierre de Punta Peuco, no hay nada concreto" puntualizó el abogado Héctos Salazar.

 

Ahora, en cuanto a las condiciones de encierro -a las cuales aludía el abogado Salazar-, en una carta al diario La Segunda, el señor Marcos Concha Valencia (26 de septiembre de 2015), escribe lo siguiente:

 

"Cuatro amigos fuimos a visitar a los prisioneros de Punta Peuco, cárcel que muchos creen tiene prebendas y tratos diferentes a los establecidos en la ley. Para dejarnos entrar se siguió el protocolo: identificación, prohibición de celular, tarjetas de crédito y objetos de metal.

 

Después de la primera reja, revisaron exhaustivamente los paquetes y pasamos a una pieza donde un oficial de Gendarmería palpó nuestras ropas. Atravesamos puertas con sendos candados y pasillos enrejados, llegando a una sala donde pudimos conversar con los internos a la vista de los gendarmes.

 

Nos comentaron ha comenzado el hacinamiento y que dos internos que bordean los 90 años tendrían alzheimer y demencia senil. Pude ver que la entrada hacia las celdas tenía doble reja, con candados que después de cierta hora permanecen cerrados, con procedimiento ante terremoto o incendio. Punta Peuco si es una cárcel, con reclusos de tercera y cuarta edad". concluye el lector.

 

Efectivamente, es el único penal donde hay más gendarmes que internos y como explicaba el propio abogado Héctor Salazar "la tendencia del derecho penal moderno apunta a la reinserción de los condenados. con independencia del delito del que se trata, de tal manera que sería un paso hacia atrás, un retroceso en materia del derecho penal, el que no se otorgaran los mismos beneficios a todos los reos sea cual sea la gravedad y el delito que se les imputa"

Compartir