¿Qué hacen por nosotros? Actualidad

¿Qué hacen por nosotros?

¿Qué hacen por nosotros?

 

 

Como presos políticos que cumplen condenas de venganza, tenemos oportunidades para enterarnos de lo que se vive más allá de las rejas, sea estamos autorizados para ver canales de TV por cable, sea por informaciones de nuestras visitantes (dos veces a la semana: miércoles de 14 a 17.00 Hrs. y sábado de 10 a 17.00 Hrs.), sea por los periódicos y, por último, sea por lo que logramos saber en el Hospital Militar durante las consultas médicas. En resumen, tenemos opiniones sintetizadas y vagas.

 

Nuestras preguntas diarias son: ¿cómo estará mi familia?, ¿qué será de nuestros compañeros de armas?, ¿me “caerá” un nuevo proceso hoy?, ¿qué hacen nuestras Instituciones por nosotros?, ¿por qué fue necesario que, ante la ausencia de nuestros compañeros de más de 30 años, hayan tenido que organizarse nuestros “Hijos y Nietos” y otra Multigremial basada en personal en retiro de la Armada?, ¿por qué la prensa se refiere a nosotros por nuestros grados con los cuales nos fuimos al retiro en circunstancias que por entonces éramos jóvenes Capitanes o Tenientes, Clases e incluso Cabos 2° recién egresados?

 

Si tan solo en Chile existiese una persona (abogado o no) o Institución que lograse poner fin a todos los juicios tramposos, sin medios de pruebas, apelando a ficciones jurídicas e incluso prevaricando, nuestro país ya estaría viviendo en paz.

 

Comparto mi módulo (28 personas) con ancianos de 90 años-condenados a cumplir 13 años más de cárcel-, con enfermos terminales y/o incapacitados mentales. Ya tenemos 2 muertos de entre los de esté módulo y otros dos con cánceres terminales, entre estos últimos yo, con cáncer prostático (a pesar que me la sacaron el 2014 en el Hosmil) y metástasis ósea.

 

Pero todo lo anterior, aquí y entre nosotros, no nos afecta: seguimos cantando para nuestros cumpleaños, en los aniversarios de nuestras respectivas 2 instituciones, recordando los días de las Armas y efemérides, nos tratamos recíproca y respetuosamente por nuestros grados.

 

Todos nuestros empeños por regresar a nuestros hogares chocan con la indiferencia de quiénes están en libertad, claro que sabemos que en muchas reuniones se abre la sesión brindando por los encarcelados.

 

Entre los muchos empeños, todos frustrados, sea por desinterés por expectativas políticas, sea por falta de dinero para sostener abogados menos deficientes. Estamos ahora escuchando proposiciones del diputado (ex UDI), José Antonio Kast. Nos ha visitado continuamente y se ha reunido con nosotros. Es emocionante ver a tanto anciano con lágrimas asomándose, escucharlo ofreciendo un indulto general para los mismo ancianos enfermos y una revisión de todos los procesos manipulados políticamente por venganza y por los gigantescos pagos efectuados a quiénes denuncian situaciones preparadas y ensayadas en sedes políticas.

 

En mi caso, junto con mandarme por 10 años a la cárcel (llevo 2 años 10 meses), la misma mano que firmó el “cúmplase”, segundos después condenó al pago de $ 900.000.000 al fisco, para así indemnizar a quiénes nos denunciaron y mintieron.

 

Nuestra esperanza (ves que nunca la hemos perdido) es la gestión conjunta y coordinada de los “Hijos y Nietos”, la Multigremial y el diputado Kast. No tenemos en quien más creer. Estamos convencidos que una gran mayoría de nosotros estamos condenados a muerte.

 

Somos más de 95 ex soldados, marino, aviadores y carabineros, enfermos y seniles que, al acostarnos, rezamos por nuestras familias y amigos. Somos 95 los que sabemos que moriremos tras las rejas, es solo sumar las condenas y nuestras respectivas edades.

 

Solo un milagro hará que veamos, algunos el mar, a otros sus lagos y montañas, por última vez a nuestra patria y a nuestras familias, en especial a nuestras valientes, estoicas y amadas esposas y familiares.

 

Uds., como viejos en retiro, deberían tener la experiencia y la sabiduría para ayudarnos, efectivamente y no solo en palabras. Sufrimos día a día, hora a hora, lloramos en silencio, pero mantenemos, hasta donde podemos, nuestra frente en alto y nuestro pecho henchido. Nos juntamos y recordamos tales o

cuales campañas, regimientos, desfiles, etc.

 

Entonamos “para callado” nuestros himnos y otros recuerdos. Si hasta nos quitaron lo CD y pendrives con marchas militares. Nos hemos convencido que la primera estrofa de himno de nuestra querida Escuela Militar debiera ser cantada así:

“En los tiempos heroicos salieron

de tu alcázar en vuelo triunfal

los cien viejos de Peuco que hicieron

grande a Chile en la América Austral".

 

Unamos nuestras oraciones y canciones. Cántenlo así y verán que se puede.

No más presos políticos producto de la venganza política.

 

Estimado amigo Pedro y “Pícaro Recluta”, para ti mi más sentido saludo al que acompaño de los otros Zapadores que aquí se mueren (Martínez Benavides, Uriarte, Carevic, y el Mota Retamal). Me faltó 1 o 2 (Rolf Wenderot y Guillermo.Vargas)

 

Tenemos nuestra fe puesta en Uds., los que también cumplieron órdenes que juraron cumplir al jurar a nuestra Bandera.

Únanse a nuestros ruegos.

¡VIVA CHILE!

 

René Cardemil Figueroa

 

Coronel de Artillería (R)

Comandante Regimiento Tacna

Prisionero Político Militar de Punta Peuco

Compartir